MasNews
CEMFAC, en La Palma
CEMFAC (Ciudad en el Museo. Foro de Arte Contemporáneo), La Palma

7 museos canarios que deberías conocer este verano

Desde una ciudad convertida en museo hasta una muestra escultórica bajo el mar, Canarias cuenta con una interesante oferta cultural que no todo el mundo conoce. Propuestas artísticas y de ocio que, seguro, conseguirán que nuestras vacaciones sean aún más completas y placenteras.

CEMFAC (Ciudad en el Museo. Foro de Arte Contemporáneo), La Palma

Comenzamos nuestro recorrido en La Palma y, concretamente, en Los Llanos de Aridane. Es el lugar donde se encuentra el CEMFAC (La Ciudad en el Museo. Foro de Arte Contemporáneo). Se trata de una iniciativa cultural desarrollada durante cerca de dos décadas por el ayuntamiento, que busca acercar al arte a la sociedad, tanto a los vecinos del municipio como a los muchos turistas que lo visitan. Para ello, utiliza las paredes de diferentes edificios del casco urbano como base para instalar obras de arte de hasta 140 metros cuadrados de superficie. Se trata de piezas pintadas en paneles de una madera especial que garantiza su conservación. La muestra convive con la población, convirtiéndose en parte de la ciudad. Se trata de un peculiar museo al aire libre que se puede disfrutar durante las 24 horas de todos los días del año y que exhibe una veintena de obras de reconocidos artistas contemporáneos como Albert Oehlen o Javier Mariscal. El proyecto busca seguir creciendo y ampliando su oferta con la instalación de nuevos cuadros de grandes dimensiones que den a conocer las nuevas expresiones artísticas del momento.

Museo Atlántico, Lanzarote

Nuestra segunda parada obligatoria la encontramos en Lanzarote o, mejor dicho, en sus profundidades. Hace menos de dos años que se inauguró en los fondos de la Bahía de Las Coloradas, en el sur de la isla, el Museo Atlántico, el primer proyecto museístico subacuático de Europa. Ubicado a unos 12 metros de profundidad, abarca una superficie de 2.500 m2 accesibles para buceadores y apneístas.El conjunto escultórico,formado por piezasconstruídas en hormigón de pH neutro, busca preservar el medio ambiente e incrementar la biomasa marina. Algo quefacilitará la reproducción de las especies de la isla. Por ese motivo,todas sus piezas, realizadas por el el artista Jason de Caires Taylor, han sido diseñadas para adaptarse a la vida marina endémica y aspiran a crear un fuerte diálogo visual entre arte y naturaleza. En este sentido, ya ha logrado un importanteincremento de la diversidad y la abundancia de especies en la zona, siendo frecuentado en la actualidad por tiburones ángel, barracudas, pulpos, esponjas marinas, sardinas y la raya mariposa.

Museo Canario, Gran Canaria

De Lanzarote navegamos hasta Gran Canaria para visitar el que es, sin duda, uno de los museos más relevantes de las Islas: el Museo Canario. Situado actualmente en el barrio de Vegueta, en el casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria, el museo surge en 1879 para el desarrollo científico y cultural de la ciudad, aunque rápidamente se convierte enunimportante atractivo turístico.Su exposición permanente tiene un carácter monográficoy está dedicadaa la poblaciónaborigen de la Isla. A lo largo de sus once salas, el visitante puede conocer las distintasformas de vida de quienes habitaron Gran Canaria desde sus orígenes hasta el siglo XV, cuando se produjo la conquista y colonizacióncastellana. Su fondo arqueológico incluye también material procedente de otras islas y está compuesto por innumerables piezas que hacen de él el más extenso y completo de todo el archipiélago. Lo conforman, entre otros, momias, restos óseos y múltiples objetos elaborados en cerámica, fibras vegetales y en piel animal. En 1962 el Museo Canario fue declaradoMonumento Histórico-Artísticoy, en 1980, se le concedió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Pirámides de Güimar, Tenerife

Continuamos nuestro veraniego paseo cultural en Tenerife para visitar las Pirámidesde Güimar. Un parque etnográfico fundado en 1998 con el propósito de salvaguardarlas de un plan urbanístico y garantizar su estudio y conservación. En este lugar, el visitante puede recorrer los másde 64.000 metros cuadrados del complejo en el que se sitúan, no solo las famosas pirámides, sino, también, un auditorio, un museo y varias zonas exteriores entre rutas y jardines. Existen muchas teorías sobre el origen o la antigüedad de estas construcciones piramidales, destacando, por un lado, la que asegura que se trata de ‘majanos’ o, lo que es lo mismo, montículos de piedras colocados por los agricultores para limpiar los terrenos de cultivo y, por el otro, la que las relaciona con civilizaciones antiguas. Esta última teoría, argumenta que los detalles empleados en la construcción de las pirámides se acercan a los principios arquitectónicosutilizados en la antigüedad, por lo que descarta que se trate de una simple acumulación de piedras. En 2017, las Pirámidesde Güimarobtuvo la denominaciónde Jardín Botánico, otorgada por la Asociación Ibero-Macaronésica de Jardines Botánicos.

Museo del Queso Majorero, Fuerteventura

Como es más que posible que con tanto recorrido se nos abra el apetito, nuestra siguiente parada será el Museo del Queso Majorero, en Fuerteventura. Si hay algo tan conocido y admirado de la isla como sus extensas playas de arena blanca y agua cristalina, es su queso, un producto que es parte de su idiosincrasia y que se elabora con mimo a partir de la leche de la cabra majorera, una especie autóctonaque basa su alimentación en plantas, también endémicas, de la isla. Situado en el municipio de Antigua, el museo acerca al visitante al queso majorero desde todas sus perspectivas, como son su historia, cultura, gastronomía, pastoreo y obtención de la leche. Además, como no podía ser de otra forma, las instalaciones incluyen una sala de degustación y una tienda donde poder adquirir el producto. A lo largo de los años, los quesos majoreros han recibido innumerables premios y reconocimientos a nivel mundial, como el prestigioso World Championship Cheese,recaídorecientemente en el queso Maxorata. Dentro de este complejo también se puede visitar un jardín de especies endémicas de las islas y el molino de Antigua, con toda su maquinaria original.

Centro de Interpretación Vulcanológico, El Hierro

En nuestro recorrido museístico por el archipiélago, no podemos dejar de visitar el Centro de Interpretación Vulcanológico de El Hierro.Inaugurado en 2015, se trata de un espacio que, mediante distintastecnologías, ofrece al visitante la posibilidad de vivir una experiencia interactiva a través de la cual descubrir el origen volcánico de Canarias y, por supuesto, revivir la erupción submarina ocurrida en la costa de La Restinga, en el sur de la isla, entre octubre de 2011 y marzo de 2012. En este sentido, este centro museográfico está compuesto por dos edificios y un sendero explicativo que discurre entre ambos, atravesando una zona volcánica. La primera de las construcciones está dedicada de forma genérica al vulcanismo canario, mientras que la segunda se centra en la erupción a la que hicimos referencia antes, con un cono volcánico situado a 88 metros de profundidad en el Mar de Las Calmas y cuya actividad atrajo el interés de científicos y expertos de diferentes rincones del planeta. Es en esta edificación donde podemos disfrutar de un espectáculo audiovisual que reproduce esta erupción y nos transportan hasta ella.

Torre del Conde, La Gomera

Finalizamos nuestro paseo en La Gomera. Concretamente, en la Torre del Conde, una edificación de estilo gótico situada en la capital de la isla, San Sebastián de La Gomera. La fortaleza, de planta cuadrada y construida entre los años 1445 y 1450, es la edificación más antigua de la isla y está considerada una de las construcciones de arquitectura militar más importantes de toda Canarias y uno de los símbolos de La Gomera. Con muros de dos metros de espesor, consta de una planta cuadrada de tres pisos, con 15 metros de altura y cerca de 40 de diámetro. Actualmente está situada en medio de un parque y, en su interior, alberga una exposición permanente de cartografía histórica, pero, antiguamente, el mar llegaba a sus pies. Aunque fue concebida para dar cobijo a los nobles ante los ataques de los aborígenes que se sublevaron contra el despotismo señorial, también tuvo la misión de proteger a la población local de los ataques de piratas, sobre todo, ingleses y holandeses. En este sentido, aún conserva las ventanas desde donde se disparaban las flechas y los arcabuces. El 13 de diciembre de 1990, fue declarada Monumento Histórico Artístico.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *