MasNews
Olga Cáceres Peñate, concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana

Artículo de opinión de Olga Cáceres, concejala socialista de Igualdad

Olga Cáceres Peñate, concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana
Olga Cáceres Peñate, concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana

La violencia contra las mujeres está y ha estado presente desde siempre en la sociedad, tiene sus más hondas raíces en el sistema patriarcal, un sistema que posibilita que los hombres dominen el espacio tanto el privado como el público, pero sobre todo en el ámbito familiar.

Esta violencia ejercida por los hombres contra las mujeres tiene por objeto la sumisión a los dictados de esta sociedad patriarcal ,que ha dado lugar a una situación real de desigualdad y necesita ser mantenida mediante el uso de la fuerza y la violencia, por lo que podemos decir que la violencia contra la mujer es una violencia estructural, está basada en una construcción sociocultural.

La violencia de género es una manifestación de la desigualdad existente entre los sexos, no conociendo fronteras sociales, económicas o culturales.

Con este convencimiento nació la ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Una ley reconocida, e incluso premiada, como una de las mejores medidas de lucha contra la violencia hacia las mujeres, en cuya exposición de motivos dice: la violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo y ser consideradas, por sus agresores, como personas carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

Por esta razón se hace tan necesario que el gobierno tome conciencia con el grave problema que estamos sufriendo las mujeres en nuestro país.

Durante este año han muerto en nuestro país 48 mujeres y 8 niños y niñas victimas de la violencia machista, pero además 48 hijos e hijas se ha quedado sin su madre por culpa de este acto terrorista que esta siendo invisibilizado como problema y que hay que tomar las riendas y tomar medidas.

El buen criterio exige que todo pase por concienciar, educar y formar, ya que la familia tiene grandes responsabilidades, como la educación que deben recibir los niños y las niñas dentro de su hogar. Los padres y madres deben educar en igualdad, pero la realidad de la sociedad nos confirma que todos y todas no estamos preparados para conseguirlo, por lo que, una labor importante que hay que llevar a cabo es trabajar con los padres y madres a través de las Ampas y desde las administraciones, para que no se repitan roles y estereotipos.

También desde la escuela hay que tener participación activa. El Ministerio de educación debe plantear esta materia dentro de las asignaturas previstas para el alumnado según sus edades y trabajar con el profesorado, porque realmente todos y todas las docente no están concienciados del trabajo en igualdad .

Con todo este trabajo bien hecho, considero que el alumnado, llegado a la edad de 15 o 16 años ya habrán interiorizado y se habrán concienciado de la importancia de de vivir en Igualdad y llegará el momento que no hablemos más de Violencia de Género.

Olga Cáceres Peñate, concejala de Igualdad por el Partido Socialista de Santa Lucia de Tirajana

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *