Puchero canario (foto: elrecetariodemari.com)

Cuidemos nuestra salud también en Navidad

Puchero canario (foto: elrecetariodemari.com)
Puchero canario (foto: elrecetariodemari.com)

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, aconseja cuidar la alimentación durante las navidades, con el fin de evitar las consecuencias de los excesos alimentación asociados a las celebraciones de estas fechas.

En navidad es frecuente modificar nuestras comidas introduciendo alimentos que son inusuales en otros momentos del año, muchas veces con elevado poder calórico, como grasas procedentes de embutidos y quesos curados o con un alto contenido en azúcares localizados preferentemente en dulces, turrones y golosinas. También se suele aumentar el consumo de bebidas alcohólicas.

Las recomendaciones alimentarias en Navidad no difieren de las que deben hacerse a lo largo del año, pero pueden adaptarse a estas circunstancias privilegiando especialmente el consumo de alimentos vegetales y evitando el consumo de grasas, alimentos ricos en sal y alcohol.

 ¿Qué se debe comer en Navidad?

Durante la navidad nos exponemos al consumo de multitud de alimentos con una mayor frecuencia y en proporcione superiores a las habituales. Por eso es importante continuar vigilando lo que consumimos a diario.

La ingesta de verduras y hortalizas no debe quedar en el olvido durante las fiestas, todo lo contrario, se debe insistir en su consumo, como primer plato y en acompañamiento de segundos platos, decorados con cualquier alimento navideño como pueden ser los frutos secos.

Las verduras y hortalizas, en forma de purés o ensaladas tibias, nos aportarán los requerimientos diarios recomendados y evitarán el consumo de otros alimentos como las carnes y embutidos, cuya ingesta se eleva durante estos días. De éste modo, estaremos haciendo un consumo diario y saludable de vegetales. Recuerde que un modo de enriquecer el valor nutricional del plato es añadir legumbres a las verduras o ensaladas.

La incorporación de las frutas, preferentemente de temporada, a modo de macedonias naturales, en los platos de Navidad es fundamental, no solamente por su aporte de fibra, vitaminas y minerales, sino por que nos favorece la sensación de plenitud y evitará que nos excedamos en el consumo de dulces, turrones, hojaldres, “mimos o suspiros”, o rosquetes, entre otros, que se deben tomar con moderación, procurando incluirlos únicamente en las reuniones familiares de los días más señalados (seguir leyendo clic en 2).

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *