MasNews
bahia-del-pajar-1er-premio-los-gigantes-domingo-aleman
Los Gigantes (foto: Domingo Alemán)

Domingo Alemán gana el 26º Certamen Fotográfico Bahía del Pajar

El técnico informático Domingo Alemán Pérez (Teror, 1979) ha conseguido con su obra ‘Los Gigantes’ el primer premio en el XXVI Certamen Fotográfico Bahía del Pajar, organizado por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

El trabajo ganador lo hizo este aficionado a la fotografía desde hace 20 años con una Canon Eos 30D y con un objetivo Sigma 24.70 mm, durante una visita que realizó a la isla de Tenerife en 2013 para asistir a la romería de Tegueste.

Alemán Pérez, que nunca hizo fotografías en analógico salvo cuando se fue de viaje de fin de curso como estudiante de Octavo, confiesa que se presentó a este Bahía del Pajar con tres obras “motivado por el formato digital” que la organización del certamen ha impuesto en esta edición y de cara al futuro.

Su manejo de la fotografía le han llevado a ganar varios concursos, uno de ellos en Teror con una foto de la Virgen de Lourdes realizada en el Convento del Cister. Tras cambiar su cámara compacta Sony dsc-p100 por una Reflex Digital (Canon 350D) decidió crear su propia página web (domingoaleman.es) a modo de biografía visual, donde plasma sus imágenes y explica los pormenores de su procesamiento. Gracias a la visibilidad que ofrece Internet, algunas de sus fotos han formado parte de campañas de publicidad a nivel nacional, y de portada de documentales.

Categoría Autor Local

En el apartado de Autor Local, el premio recayó en el policía local de Santa Brígida Juan Cardoso López (Las Palmas de Gran Canaria, 1974), que se presentó al certamen con el trabajo ‘En algún lugar de Islandia’, realizado con una Nikon d3100, en noviembre pasado.

Cardoso López, aficionado al arte fotográfico desde hace más de 10 años, también ganador del concurso de fotografía de Santa Brígida en 2010 y mención especial en el Bahía del Pajar de hace varios años, realizó su foto ganadora en este certamen en la playa gigante y desierta de arena negra de Sölheimasandur, en la costa sur de Islandia. “El sitio fue muy complicado de encontrar. Supe de él a través de Internet, y llegué tras andar más de una hora, casi al oscurecer”, dice. Por eso se apoyó en la luz de una linterna para realizar la foto del avión.

Este vecino de San Fernando de Maspalomas, que asistió a un curso del Aula de Fotografía del Ayuntamiento, cuenta que el avión siniestrado que fotografió es un C-117 de las Fuerzas Aéreas Norteamericanas. “En 1973 su piloto, James Wicke, decidió aterrizar al encontrarse la aeronave con problemas de combustible que se agravaron por una tormenta helada de -10º”, dice.

Categoría Foto Móvil

Además, en este 26º Bahía del Pajar también se premió al electricista jubilado José Luis Lozano Navarro (Casa Pastores, 1965), en la categoría de Foto Móvil, por su obra ‘De canto’.

La foto la hizo con su teléfono después de que se le rompiera la cerradura del domicilio particular, y la tomara para llevársela a la ferretería como muestra de la pieza con las medidas concretas que debía comprar para arreglarla. “Enfoqué al cilindro, y después vi que el resto de los elementos geométricos y compositivos habían salido solos”.

Lozano Navarro, que también cuenta con su propia web fotográfica ‘elviejitopa.com’, ya ganó hace tres años la 23ª edición del Certamen Fotográfico Bahía del Pajar, con la obra ‘Resurrección’, realizada con una Nikon D-800 en la costa del Faro de Sardina de Gáldar, con una modelo y en un día muy gris y de fuerte oleaje.

Categoría Premio Joven

En la categoría Foto Joven el jurado decidió premiar la obra ‘Los rayos ópticos’ presentada al concurso por la joven de 17 años Marta Rodríguez Socorro (Las Palmas de Gran Canaria, 1999), estudiante de 2º de Bachillerato en el IES Faro de Maspalomas.

Se presentó al concurso siguiendo la recomendación que la profesora de fotografía y audiovisuales le formuló a toda su clase, y lo hizo seleccionando la que consideró mejor entre un grupo de fotos que realizó para un trabajo escolar que debía presentar sobre el enfoque selectivo, la profundidad de campo visual y el movimiento congelado. Al final resultó que fue la única estudiante de su clase que se presentó al concurso, que este año inicia su andadura digital.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *