Domingo Viera González
Domingo Viera, responsable de comunicación de Podemos San Bartolomé de Tirajana

Verdad y poder: una razón más para no votar los presupuestos de Rajoy

Hace poco lanzaba una llamada a Nueva Canarias para que no apoyara los Presupuestos Generales del Estado y, con ellos, la continuidad del Gobierno de Rajoy, argumentando no sólo la corrupción del PP, que ha llegado a límites ya insostenibles para una democracia imperfecta como la nuestra, sino la desastrosa situación social, económica, política y cultural en la que estamos instalados y a la que dichos presupuestos no sólo no responden sino que la agravan aún más. Desde aquí doy las gracias por la enmienda a la totalidad presentada.

Hoy quiero añadir una razón más, si cabe, para volver a hacer dicho llamamiento, siempre a título personal. Ahora que ya se han rechazado las enmiendas a la totalidad y que se comienzan a debatir las enmiendas para la aprobación definitiva de dichos presupuestos y para lo que el voto del diputado de NC es tan necesario.

En esta propuesta de presupuestos el PP tiene el propósito de incluir una ley que frene totalmente lo que ya algunos Ayuntamientos del cambio han comenzado a llevar a cabo, es decir, a rescatar algunos servicios públicos municipales que se han ido externalizando y/o privatizando al menos en su gestión: el agua, la limpieza pública, la recaudación de impuestos, los servicios sociales, los servicios culturales, los servicios sanitarios, la enseñanza, la gestión de las pensiones… y hasta la gestión de los servicios mortuorios.

Y es que el PP quiere llevar hasta el final la privatización de lo público para beneficio, como estamos viendo estos días con total claridad, de unos pocos

Quieren hacernos creer que lo mejor para la ciudadanía es que sean los intereses privados de las grandes empresas los que gestionen nuestros derechos básicos a la salud, a la enseñanza, a los servicios sociales, a la cultura, al agua, a la vivienda, a la luz, a las pensiones, etc., etc.

Y, como están viendo que hay ya algunos ayuntamientos, en donde ellos ya no gobiernan, que están cambiando las tornas hacia un mejor servicio a la comunidad volviendo a municipalizar dichos servicios públicos externalizados en su momento, pretenden aprobar una ley que impida eso. Y esa ley la quieren colar en los presupuestos generales del Estado para este año.

No. De eso no se habla. O mejor, de eso no se quiere hablar. Pero Nueva Canarias no puede, a mi modesto entender, dar su apoyo a unos presupuestos en los que vaya incluida esta ley (aparte de todo lo ya dicho) a cambio de un plato de lentejas…si es que luego llega.

Y me dirán: ¿Y los vascos qué? Pues ya explicarán, si quieren, a sus gentes por qué los servicios públicos esenciales tienen que privatizarse y por qué aceptan una ley que impida que los ya externalizados se puedan volver a recuperar como públicos para la comunidad. Pero el que los vascos decidan esto no es excusa para hacer lo mismo. Los derechos fundamentales básicos requieren una respuesta de los poderes públicos. Y eso, a mi entender, es irrenunciable. No creo que debamos seguir permitiendo que comercien con nuestros derechos básicos para beneficio de unos pocos. Y esos pocos, y Nueva Canarias lo sabe bien, tienen nombre y apellidos….y algunos están ya en la cárcel.

Source: Domingo Viera González
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *