MasNews
Podemos, Miguel Montero
Miguel Montero, portavoz de Podemos en el Cabildo de Gran Canaria

El 0,03% de Nueva Canarias en el turismo grancanario

Maspalomas News ofrece a sus lectores un artículo de opinión de Miguel Montero, portavoz de Podemos en el Cabildo de Gran Canaria

Hasta las elecciones de mayo solo queda esperar que la falta de previsión y de acción de Nueva Canarias en el Cabildo de Gran Canaria no dañe irremisiblemente el sector turístico. A partir de ese momento, con otras personas que sí apuesten por el cambio, será posible hablar de diversificación, capacidad de carga y de derechos laborales en el turismo grancanario.

No, no me he equivocado colocando la coma en el 0,03% de Nueva Canarias y no estoy hablando de Amurga. El Cabildo insular, durante la World Travel Market de Londres el pasado noviembre, calificó como “ligero incremento” la previsión de un mísero 0,03% de las reservas de plazas aéreas de británicos hasta marzo de 2019. Con ese entusiasmo afrontan el Brexit.

Y es que toda la información del Patronato de Turismo que encabeza Inés Jiménez y del Cabildo de Gran Canaria en el que manda Antonio Morales (ambos de Nueva Canarias) se muestra con datos incompletos o directamente falsos. Primero hablaron de los inexistentes 600.000 turistas españoles que iban a compensar la bajada de extranjeros y después pasaron a inventarse que Gran Canaria estaría conectada con 17 ciudades españolas en 2019. Hay que recordar que la respuesta oficial de la consejera fue de 15 destinos y varios sin vuelos previstos hasta agosto, como Melilla -86.000 habitantes, no digo más-. Así que de FITUR en Madrid tampoco sacamos nada.

La pasada semana, la comitiva insular paseó por la Feria ITB en Berlín, donde los operadores turísticos hablan de bajadas de reservas de vuelos y de precios hoteleros por encima del 20% mientras el presidente del Cabildo se descuelga con más propaganda: “Repito una y otra vez que los indicadores son positivos, que a mí no me parece que existan esos enormes nubarrones que algunos dicen. Los datos de Gran Canaria son muy buenos: 600.000 turistas nacionales en 2018, un aumento del 5,6; incremento del 10,5% de peninsulares en este de invierno, del 7% de alemanes (…) También me preocupan las líneas alemanas, pero con cautela, porque los alemanes aumentan ahora casi un 8%. Esperamos seguir así”.

Así han resultado las tres ferias turísticas más importantes para Gran Canaria. Esta huida hacia delante de los dirigentes insulares de Nueva Canarias oculta que habrá menos gasto en destino y lo convertirán en la excusa para aumentar los despidos, en una industria que en su máximo histórico de turistas es incapaz de bajar la tasa de desempleo por debajo del 20%.

El mantra se ha repetido en estos años de vivir de las desgracias ajenas de destinos competidores por parte del presidente y la consejera: la tan llamada renovación de la planta alojativa, que se hace a cuentagotas y en parte sustituyendo plazas extrahoteleras por hoteleras es lo que desnaturaliza el elemento diferencial de la oferta grancanaria. A esto se añade el intento reiterado de Antonio Morales de apuntarse logros del sector como la próxima parada del Circo del Sol, iniciativa enteramente privada.

La negativa de todo el grupo de gobierno a hacer una propuesta de regulación del alquiler vacacional, ese fenómeno que tantos problemas está generando en la vida de grancanarios y grancanarias, no se entiende. Igual que tampoco es de recibo que ni si quiera se defina el modelo de ecotasa.

Añadan un último factor del que la consejera no había ni oído hablar: la amenaza de huida de Ryanair que con sus acuerdos con el estado de Israel pretende desviar no sólo turismo LGTBI a Tel Aviv -dentro de la operación internacional de “pink washing” del sionismo aprovechando Eurovision- sino la apertura de nuevos aeropuertos como Eilat donde el gobierno de la nación judía sufraga el 100% de las plazas ofertadas aunque no se vendan, todo esto a cambio de una próxima liberalización del espacio aéreo interior.

Este 26 de mayo tendremos oportunidad de votar otra forma de gestionar el turismo, donde podamos ingresar una ecotasa, preservar el paisaje y los derechos sean una realidad.

Source: Miguel Montero
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *