El alcalde González y la concejala Hernández, ambos del PP

El alcalde de Mogán podría perder una inversión de 45 millones de euros

El alcalde González y la concejala Hernández, ambos del PP
El alcalde González y la concejala Hernández, ambos del PP

La decisión del Tribunal Constitucional (TC) de levantar la suspensión cautelar que pesaba sobre la Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias ha permitido desbloquear la incertidumbre que se cernía sobre cinco proyectos de hoteles de cinco estrellas que ya tenían los trámites administrativos ultimados. Los establecimientos -tres en Tenerife y dos en Gran Canaria- suman cerca de 2.500 camas y unos 133 millones de euros de inversión por parte de las empresas promotoras.

El recurso presentado por el Estado contra dos apartados del artículo 4.2 de la ley turística canaria provocó que en marzo el TC admitiera la suspensión solicitada. Esta decisión afectaba directamente a los nuevos establecimientos de cinco estrellas que permite la norma sin necesidad de estar vinculados a la rehabilitación. Durante cerca de cuatro meses se han paralizado los trámites y las inversiones que ya estaban ultimadas para estos hoteles.

Los problemas ocasionados con la paralización de la ley han desembocado en un serio contratiempo para un hotel proyectado en Playa de Mogán. Según fuentes empresariales del sector, uno de los principales socios noruegos ha dejado el grupo que impulsa este proyecto debido a la situación generada con la ley, lo que ha provocado la paralización del mismo. Existe el temor de que la iniciativa se termine por empantanar como consecuencia de este nuevo escenario. El proyecto inicial es de un hotel de lujo de 912 camas con una inversión superior a los 45 millones de euros.

La portavoz socialista de Mogán, Pino González, tras conocer un requerimiento del TC para que las partes personadas en el recurso de inconstitucionalidad del Estado contra esta norma se pronunciaran, había exigido al alcalde que pidiera el levantamiento de la suspensión parcial de la ley turística y que actuara en defensa del interés de Mogán solicitando a su partido que retire el recurso que paraliza inversiones en el municipio, teniendo en cuenta que esta suspensión afecta a una de las intervenciones previstas dentro del Plan de Modernización de Playa de Mogán, dentro del cual un grupo noruego pretendía construir un hotel de cinco estrellas dotado de 912 habitaciones en una superficie de 45.820 metros cuadrados y con un presupuesto de 45 millones de euros.

Sin embargo, tal y como se desprende de la sentencia del Tribunal Constitucional, el abogado del estado no solo no pidió el levantamiento sino que hizo todo lo contrario, al solicitar el mantenimiento de la suspensión de los preceptos impugnados de la Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias.

Además, el Partido Socialista de Mogán había presentado una moción, que fue rechazada por el grupo de gobierno en el pleno del mes pasado, para instar al Gobierno de España a retirar el Recurso de Inconstitucionalidad. La moción pedía, también, solicitar al Gobierno Central para que retire la petición de suspensión de la vigencia y aplicación de los preceptos impugnados, que en estos momentos impide la construcción de hoteles de cinco estrellas que estaban autorizados en la Ley.

El PP de Mogán ha tenido dos oportunidades para aceptar las iniciativas presentadas por los socialistas e intentar salvar esta inversión y las dos las ha perdido “dando la cara por los intereses del Partido Popular y dando la espalda al municipio”.

La portavoz socialista ha considerado que el PP de Mogán debió actuar con responsabilidad y solicitar a su partido el levantamiento de la suspensión o la retirada del recurso para desbloquear esta importante inversión en el municipio y facilitar la construcción del hotel de cinco estrellas que está paralizado por el recurso presentado por el ministro Soria.

Pino González, ha manifestado que es intolerable que el alcalde “no haya hecho nada” para intentar salvar esta inversión tan necesaria para Mogán, puesto que supone la mejora de la oferta alojativa, la creación de empleo y el aumento de ingresos, ya que la licencia de obra de este hotel supondría 1,2 millones de euros a las arcas municipales, que en estos momentos de difícil situación económica son imprescindibles para mejorar la vida de los vecinos y vecinas del municipio. Por ello, los socialistas exigen al alcalde que “se ponga a trabajar” para salvar esta importante inversión y para recuperar la credibilidad y la imagen del municipio.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *