Antonio Hernández Lobo señala que “esta inversión se hacía necesaria"

El Cabildo finaliza las obras de rehabilitación del tanatorio de Vecindario, en Santa Lucía

Antonio Hernández Lobo señala que “esta inversión se hacía necesaria"
Antonio Hernández Lobo señala que “esta inversión se hacía necesaria”

El tanatorio de Vecindario, en Santa Lucía de Tirajana, reiniciará sus habituales servicios a partir de este viernes 20 de diciembre, una vez concluidas las obras de mejoras en sus instalaciones financiadas íntegramente por la Consejería de Cooperación Institucional del Cabildo de Gran Canaria, a través del Plan de Cooperación con los Ayuntamientos.

La Consejería insular ha invertido para la reapertura de este edificio una partida económica procedente de la baja de adjudicación del denominado Plan de Aceras que también ejecuta el área que gestiona el consejero Antonio Hernández Lobo en el Cabildo de Gran Canaria, por un importe de 25.849 euros.

El proyecto de rehabilitación ha contemplado la demolición del pavimento para ser sustituido por uno nuevo de granito natural. Por otra parte, en estas instalaciones municipales de la calle Orchilla en Vecindario, se ha procedido a la realización de varias actuaciones para llevar a cabo  el acondicionamiento del office, obras de carpintería en todo el recinto, sustitución del pavimento estropeado en los servicios, la adecuación del solado de patio, mobiliario y pintura tanto en el interior como en el exterior del edificio.

El consejero insular de Cooperación Institucional, Antonio Hernández Lobo, señala que “esta inversión se hacía necesaria; renovar y rehabilitar el tanatorio permitirá a los vecinos del municipio contar con un servicio indispensable con las garantías exigibles a unas instalaciones de estas características”.

Hernández Lobo indicó que durante la realización de las obras, el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana derivó los servicios que prestaba el tanatorio de Vecindario al Cruce de Sardina y a instalaciones ubicadas en municipios limítrofes como las de Aldea Blanca y Cruce de Arinaga.

Aprobado por unanimidad en el pleno del Cabildo de Gran Canaria del pasado 26 de julio, el proyecto original que contemplaba un plazo máximo de ejecución de dos meses se ha desarrollado en unos treinta días.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *