Australia Navarro, presidenta insular del PP de Gran Canaria, y Francisco González, presidente del PP de Mogán

El PP de Mogán anima a sus compañeros de Telde a darle la espalda a Ciuca

Australia Navarro, presidenta insular del PP de Gran Canaria, y Francisco González, presidente del PP de Mogán
Australia Navarro, presidenta insular del PP de Gran Canaria, y Francisco González, presidente del PP de Mogán

El Partido Popular (PP) de Mogán anima a sus compañeros del PP de Telde a darle la espalda definitivamente a Ciuca y contribuir a desenmascarar el verdadero rostro, “gamberro e irresponsable”, de ese grupo político.

Para los populares moganeros, las últimas declaraciones del presidente de Ciuca, Guillermo Reyes, en la que se mostraba contrario a la supresión de altos cargos en el consistorio teldense e incluso llegaba a criticar la propia gestión del grupo de gobierno municipal, denotan una evidente deslealtad hacia la alcaldesa Mari Carmen Castellano y una profunda irresponsabilidad hacia la institución y hacia los ciudadanos.

“Se trata de una muestra más de las artimañas que distinguen a Ciuca, de las que esa formación viene haciendo gala hace tiempo en Mogán, y que han sido denunciadas públicamente de forma reiterada por el resto de formaciones políticas que las sufren en el municipio sureño”, sostiene el PP de Mogán.

En opinión del PP de Mogán, no se debe seguir amparando a un partido político, el de los hermanos Guillermo y Carmelo Reyes, que se dedica de forma sistemática a “pervertir los verdaderos valores de la democracia, aprovechándose al mismo tiempo de ella para enfangar las instituciones a las que acceden, aplicando el lema de todo vale con tal de cumplir su obsesión de alcanzar el poder”. Para los populares moganeros, si los ciudadanos conocieran el verdadero comportamiento de estos “individuos” en el seno de las instituciones, se rebelarían contra ellos y les retirarían el apoyo.

Declaraciones y actitudes como las mostradas por Ciuca contribuyen lamentablemente al “desprestigio de la democracia, de las instituciones y del ejercicio de la política” como medio para resolver los problemas de la ciudadanía. Por eso es necesario poner en evidencia el “juego sucio” de esa formación política y de las personas que la dirigen. “Resulta recomendable separarse de ellos, para dejar clara las diferencias que existen entre ellos y el resto de opciones de representación ciudadana en las instituciones democráticas”.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *