MasNews
Fiestas de Tunte 2018, pregón
Gabriel Suárez (derecha) y Marco Aurelio Pérez

El pregonero de Santiago de Tunte clama por la recuperación agrícola de la Cuenca de Las Tirajanas

El pregonero de las Fiestas Patronales de Santiago de Tunte 2018, el veterano y reconocido periodista Gabriel Suárez Jiménez, corresponsal del diario Canarias7 en el sur de Gran Canaria, pidió este jueves al alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez que impulse la creación de un Centro de Capacitación Agraria en Tunte como una vía educativa segura para favorecer la recuperación agrícola de la Cuenca de Las Tirajanas y evitar el despoblamiento de las medianías del municipio.

Aprovechar las condiciones excepcionales de las tierras tirajaneras para impulsar la creación en Tunte de un centro académico de ciclo superior y que a la vez disponga de su propia residencia, al que pudieran acudir jóvenes de toda la Isla y del resto del Archipiélago, “es un paso de gigantes que planteo a modo de propuesta de trabajo para los responsables políticos. Posibilitará la puesta en marcha de actividades productivas en el fértil suelo tirajanero, y facilitará a los jóvenes un acceso a estudios universitarios que convertirán a la Villa de San Bartolomé de Tirajana en “la capital de un nuevo modelo agrario insular”, dijo el pregonero.

El periodista sostiene que lo mismo que existen planes o proyectos para el desarrollo de los suelos costeros, para la rehabilitación de inmuebles desfasados con objeto de volverlos a poner en el mercado turístico en condiciones óptimas de uso, “no sería descabellado pensar en un plan de recuperación de las tierras agrícolas mediante la aplicación de nuevas y modernas técnicas de producción. Existen los medios, están las personas, sólo queda por delante imaginar, crear y desarrollar las ideas y sinergias que favorezcan ese impulso”, afirmó.

Gabriel Suárez (Córdoba, Argentina, 1957), profesional de la información y la comunicación local y regional en Canarias desde su establecimiento residencial permanente en Maspalomas hace ya 28 años, sostiene que con una importante inversión en educación y con profesionales convenientemente formados sobre el terreno existen muchas posibilidades para recuperar las tierras y la agricultura. “Los beneficios serán múltiples y agradecidos, porque los cultivos crean paisaje y lo mejoran, fomentan la puesta en marcha de pequeñas industrias vinculadas al campo, incrementan la población de los núcleos rurales y contribuyen a frenar el despoblamiento actual, y robustece sobremanera el sentimiento de identificación y pertenencia a una tierra y a una comunidad”, dijo.

Para apoyar su propuesta, el pregonero aludió al enorme potencial productivo y calidad de las tierras de Las Tirajanas, recogido en el texto ‘Usos, costumbres y fiestas Gran Canaria en el siglo XVIII’, de Francisco Martínez de Fuente. “Aquí no hay nada volcánico ni arenoso, todo lleva o árboles o sementeras (…) el terreno produce millo, judías, papas, lino, garbanzos, batatas, cebollas, ajos, calabazas y cuantas verduras plantasen en donde hay riego (…) En el secano fructifica el trigo, cebada, centeno y todo género de legumbre (…) Cría igualmente reses, cabras en crecido número y ganado lanar”, y habla también del cultivo de aceitunas y de la producción de aceite de oliva, y de almendreros e higueras.

Reclamo y compromiso institucional

La puesta en marcha del Centro de Capacitación Agraria sería -según el pregonero- un potente reclamo para “volver a despertar el entusiasmo y cariño de la juventud por la actividad agrícola, y hacer que las generaciones nuevas vuelvan la mirada a la tierra y descubran con la ayuda de los expertos y de los mayores que vale la pena dedicarse al cultivo y/o la cría de ganado, porque nada es más gratificante que recoger el fruto que será el alimento de nuestra gente”, afirmó.

El respetado periodista sostiene que aunque esta iniciativa suene idílica y romántica su realización es posible. “Sólo se necesita un compromiso político e institucional. ¿San Bartolomé de Tirajana, municipio que ha sido pionero en tantas iniciativas, está en condiciones de plantearse este reto que lleva consigo un mensaje transformador y valiente?”, preguntó. “Hay tierra y hay agua, pero faltan manos para trabajarla. Muy pocos son los que en Tirajana siguen empeñados en extraer los frutos de esta tierra generosa, y lo que siguen en la brecha ya tienen muchos años y no se sienten totalmente acompañados ni apoyados por las instituciones que tienen el deber de mantener la actividad”, añadió.

El pregonero destaca que sin la participación activa y decidida de jóvenes formados en la actividad y el desarrollo agrícola, será prácticamente imposible la recuperación paisajística y poblacional de las medianías, y frenar el paulatino abandono de los mejores suelos de cultivo. “Sólo están quedando aquellos que lo hacen por amor, por una pasión familiar que les viene de atrás, y que la desarrollan los fines de semana como un complemento de su actividad profesional”, dice.

Gabriel Suárez sostiene que la recuperación agrícola es una alternativa complementaria al sector servicios y al turismo. “¿Vamos a continuar tapizando de cemento las calas y barrancos y llenando de carreteras, calles y avenidas la franja costera, o buscamos una alternativa?, se cuestionó en alta voz el pregonero ante la atenta escucha del alcalde y de los numerosos vecinos.

Patrimonio de todos

El periodista, con raíces familiares de agricultores de Montaña Alta de Guía, Verdejo y Tres Cruces, donde nacieron y crecieron sus padres y sus seis hermanos antes de migrar a tierras argentinas en la década de los años cincuenta, insiste en que el Centro de Capacitación Agrícola que propone motivaría “nuevas iniciativas ilusionantes que promoverían cambios para la mejora de la calidad de vida de los vecinos y los pueblos de las medianías”.

Gabriel Suárez afirma que el paisaje de la Caldera de Las Tirajanas, con caseríos tradicionales como los de El Sequero, Los Lomitos, Taidía y Risco Blanco, entre otros, “es uno de los escenarios naturales más grandiosos y bellos de la Isla. Muchos visitantes se quedan sin palabras ante el silencio y la espectacularidad de sus colores. Cuidarlo es tarea de todos. Forma parte del patrimonio etnográfico, turístico e identitario del municipio y de la Isla”, señaló.

Source: Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana
Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. TENGO QUE FELICITAR AL PREGONERO, ESTUVO MUY ACERTADO EN SUS COMENTARIOS Y VALORACIONES.EL MENSAJE FUE CLARO Y ACERTADO. ESPERO HAYAMOS TOMADO NOTA Y ASÍ CREAR UN FUTURO MEJOR, DAR LAS GRACIAS A ESTE SEÑOR QUE TAN BIEN LO HIZO.