Sebastian-Lang Lessing

La OFGC culmina su temporada con un viaje musical por Noruega y Finlandia

Sebastian-Lang Lessing
Sebastian-Lang Lessing

La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) ofrecerá su último concierto de la temporada 2014-2015 este jueves, 16 de julio, a las 20:30 horas, en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria.

Sebastian Lang-Lessing, que ya dirigiera al conjunto sinfónico grancanario la pasada temporada, volverá a ponerse al frente de la OFGC para ofrecer un programa que tiene como inspiración la música de dos destacados compositores del norte de Europa, Edvard Grieg y Jean Sibelius, artistas que se han convertido en referencia absoluta de la música en sus respectivos países, Noruega y Finlandia.

Este concierto vuelve a ser programado tras la cancelación sufrida el pasado mes de noviembre por causa del temporal que azotó las islas.

Referentes de Noruega y Finlandia

El protagonista del Peer Gynt de Henryk Ibsen quema etapas de una azarosa vida llena de tribulaciones hasta su redención final. Para acompañar escénicamente la extensa trama, muy anclada en los referentes mitológicos y folclóricos de Noruega, el insigne dramaturgo acudió a la gran figura de la música de su país, Edvard Grieg, quien compuso una maravillosa música incidental que seduce por su capacidad evocadora y efectiva caracterización dramática. Su enorme éxito llevó a Grieg a perpetuar la pieza en las salas de concierto a través de dos suites para orquesta que han alcanzado popularidad universal gracias a números tan celebrados como “Atmósfera matutina” o “En la gruta del rey de la montaña”.

Grieg era consciente de la importancia del joven Sibelius, del que afirmó que “demuestra una comprensión del Norte como una unidad cultural que sobrepasa las fronteras nacionales”. Sibelius enarboló la bandera musical en la lucha del pueblo de Finlandia frente a la dominación rusa. Al tiempo que su país se esforzaba en lograr la ansiada definición nacional, Sibelius avanzaba en la búsqueda de un estilo más personal. Muy influenciado aún por las fórmulas melódicas y cierto énfasis retórico a la manera de un Chaikovski, Sibelius logra en su hermosa Segunda Sinfonía un triunfo indiscutible que le sitúa entre los máximos cultivadores del género.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *