Mancomunidad del Sureste, alcaldes y alcaldesa
Alcaldes y alcaldesa de los tres municipios del sureste de Gran Canaria

La desaladora del sureste sigue batiendo récords y siendo referencia

La Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, formada por los municipios de Agüimes, Ingenio y Santa Lucía fue creada en 1990 y su principal objetivo ha sido resolver los graves problemas hídricos que padecía la comarca.

En 1990 el censo de población de la comarca era, de acuerdo con los datos del ISTAC de 72.547 habitantes y actualmente con los datos del INE es de 130.260 habitantes, lo que ha significado un crecimiento del 79,57% desde la creación de este ente supramunicipal.

La desaladora del sureste, sigue siendo referencia en congresos, simposiums y jornadas que traten sobre la desalación. Desde su puesta en funcionamiento hasta la actualidad se ha ido adaptando a los diferentes cambios tecnológicos que han ido incidiendo en su mejora energética y en la calidad del agua. Esta calidad y un elevado rendimiento, que permite obtener 55 litros de agua producto por cada 100 litros de agua de mar, se obtiene con la doble etapa y el doble paso.

La planta, con una producción inicial de 10.000 m3/día, comenzó su producción en agosto de 1993, ampliándose a 25.000 m3/día en marzo de 1999 y desde noviembre de 2002 produce 33.000 m3/día. Es decir que anualmente puede producir 12 Hm3, que equivale al volumen máximo que ha tenido hasta la fecha la presa de Soria, actualmente la de mayor capacidad de Canarias.

Con ello se está consiguiendo atender la demanda de casi todos los habitantes de nuestra comarca incluyendo las poblaciones, de mayor altitud, situadas en la cuenca de Tirajana y Temisas. También se abastece, una parte de las necesidades hídricas de San Bartolomé de Tirajana y de Telde.

La demanda total anual el pasado año fue de 8.770.000 m3 y el pasado mes de agosto se produjo un récord de agua distribuida de 897.741 m3. El anterior récord fue en el año 2009 donde se llegó hasta 880.743 m3.

El presidente de la Mancomunidad del Sureste y alcalde de Ingenio afirma que “cuando se crea la Mancomunidad en 1990, el problema prioritario era que la población pudiese tener agua. Hoy los tres municipios nos sentimos satisfechos de este logro, a la vez que pretendemos continuar en la línea de introducir energías renovables en el ciclo del agua, teniendo como objetivo final la reducción de costes de producción”. Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía añadió; “la producción de agua desalada por parte de los tres municipios, contribuyó a que se normalizara el precio, mejorara la calidad y la disponibilidad de la misma, permitiendo, por una parte la socialización de la misma y el desarrollo de otros sectores, como el agrícola o el industrial, que sin lugar a dudas contribuyeron al desarrollo económico y social de la comarca”. Por su parte el alcalde Agüimes, Oscar Hernández indicó que “una vez resueltas las necesidades hídricas de la población y de los diversos sectores económicos, la disponibilidad del agua y la reutilización nos ha permitido realizar actuaciones ambientales que han contribuido a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía del sureste”.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *