Juan Díaz, portavoz y concejal en el Ayuntamiento de Ingenio

“Más política, ideas, principios, proyecto y menos teatro”

 

Juan Díaz, portavoz y concejal en el Ayuntamiento de Ingenio
Juan Díaz, portavoz y concejal en el Ayuntamiento de Ingenio

La política es el arte de gobernar el espacio público que compartimos los ciudadanos: espacio urbanístico, económico, medioambiental, cultural, deportivo, social, etc. La forma de ejecutar la gobernabilidad, de implantar tus principios, proponer tus criterios, tu ideología, debe estar reflejado en el devenir de un grupo de gobierno, y en el proyecto, y con las herramientas que te ofrece las administraciones, los colectivos, la ciudadanía, debes sacar adelante tu proyecto.

Necesitamos ideas, unos principios, criterios, un proyecto definido, claro, una ruta a seguir, no una permanente indefinición que nos lleva al abismo. Y lo único que preocupa al Gobierno de Ingenio es el poder, aunque no tenga cimientos, un poder sin ejecución, y basar sus estrategias pensando más en el bien del futuro de sus partidos que en el interés general, el de los ciudadanos.

En el Gobierno de Ingenio no hay principios, ideas ni proyectos, todo está por abordar. No sabemos de dónde partimos y hacia dónde vamos. La improvisación, la continuidad y el día a día es la marca del Gobierno de Ingenio. Se firmó un pacto de gobierno basado solo en reparto de poder: “tú me das estas estampitas, por supuesto la de urbanismo, y yo me quedo con éstas, que son pocas, pero tengo la Alcaldía”. ¿Sabemos cuál el proyecto? No, sólo que cuatro concejales llevan casi todo, y poco importa que gestione bien o mal, lo que se quiere es un supuesto poder, y no una gestión eficaz. Hoy, supuestamente el pacto está roto y nadie ha revisado nada, ni ha planteado nada: “yo sigo con urbanismo y tú de alcalde”, ese es el pacto.

Hoy, el gran objetivo es teatralizar, actuar, vender un espejismo, utilizar los medios de comunicación para estar presentes, aunque sea en negativo. Hay que llevar a la ciudadanía sus dos pilares básicos, como estrategia para ganarse el futuro político. El primer pilar: “El victimismo”, los demás son los culpables, yo soy el bueno. El alcalde no se va del PP, espera a que lo echen para quedar como una víctima. El alcalde no dimite, espera a que le hagan una moción de censura para quedar, de nuevo, como una víctima, y mientras, el pueblo sufriendo el desgobierno. El segundo pilar: “El populismo”, “yo soy el único y capaz de sacar a mi pueblo, los demás no saben”. Los discursos populistas ya no caben, lo que demanda la ciudadanía son hechos, realidades, proyectos y rutas claras. Afortunadamente la ciudadanía ya conoce los manuales del victimismo y del populismo, saben discernir claramente lo negro del blanco.

Los socialistas hemos planteado desde noviembre del 2013 un gobierno de concentración y que nadie cobre, y todo basado en el consenso de todos. Pero Agrupa Sureste plantea, a través de intermediarios: gobierno de concentración, sí, pero seguimos con las mismas concejalías, el alcalde plantea: “gobierno de concentración sí, pero yo soy el alcalde. Al final, lo único que plantean, no es un proyecto, sacar al municipio adelante en los 9 meses que quedan, lo único que plantean son: “cuotas de poder”, el pueblo, al que tanto dice defender importa muy poco, el proyecto y la calidad de vida de los ciudadanos a la que aspiramos todos se quedan en palabras huecas.

Los socialistas tenemos claro que no queremos estar por estar, que no vamos hacer una moción de censura, que no pactamos con cualquiera, por simplemente decir “somos gobierno”. Gobernar es mucho más que todo eso. Tenemos claro que quien ha creado el problema que lo resuelva, que vamos apoyar en todo lo que sea necesario para sacar el municipio adelante, y ya lo hemos demostrado con muchos acuerdos en pleno y con la aprobación del presupuesto.

Agrupa Sureste y el grupo del alcalde se niegan a todo, no admiten la petición de dimisión de la mayoría del pleno (16 concejales), no admiten un gobierno de concentración durante estos nueve meses, en el que todos arrimemos el hombro y todo salga por consenso, lo único que preocupa es el poder, mantener un gobierno lleno de teatro, sin principios, ni ideas, y sin proyecto.

Juan Díaz Sánchez
Portavoz y concejal del grupo socialista de Ingenio

 

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *