MasNews
Inmigrantes, rescate
Rescate de inmigrantes

No hay crisis de refugiados, sino crisis de valores en la UE

  • Salvar vidas en el mar, y ofrecer puerto a las personas rescatadas, no es política migratoria, sino una obligación marcada por normas internacionales
  • Resulta imprescindible que la UE actúe de forma inmediata contra los discursos y actitudes xenófobas de algunos estados miembros
  • Las plataformas regionales de desembarco pueden suponer una intolerable dejación de responsabilidad

UGT-Canarias considera esencialmente positivo que al menos 12 estados miembros se reúnan en Bruselas para abordar un mecanismo estable de acogida a migrantes rescatados en el mar. Sin embargo, UGT-Canarias entiende que la ausencia seis estados miembros de esta reunión es preocupante y advierte:

Que llevamos más de cuatro años en que la magnitud de los movimientos migratorios, entre ellos, de solicitantes de protección internacional, se ha sobredimensionado y utilizado de parte de determinados gobiernos, para generar alarma social y justificar decisiones, políticas y discursos antieuropeístas y xenófobos, que no afectan exclusivamente a la población migrante, ni a la inmigrante, sino al conjunto de la población y a los pilares de la Unión.

Que la crisis de los refugiados no es tal, sino una crisis de valores de la Unión, de la que son víctimas, primero los propios migrantes, pero también el conjunto de la sociedad europea y el futuro de la Unión. Pone de manifiesto que gobiernos de determinados estados miembro y partidos políticos, también en España, están dispuestos a hacer uso de la migración, de una forma irresponsable. Esperan así ganar votos, culpabilizando a los migrantes de decisiones políticas que únicamente son responsabilidad de estos gobiernos y que empobrecen y socavan el modelo social europeo y el estado de bienestar.

Que salvar vidas en el mar, sea de personas migrantes o no, y ofrecer puertos seguros para las personas rescatadas, no es parte de una política migratoria, sino una obligación marcada por normas internacionales, que ningún estado miembro debe, ni le puede ser permitido, eludir.

Que, para acabar con el negocio de los traficantes y tratantes de seres humanos, la solución nunca puede pasar por desproteger a sus víctimas, dejarlas en el mar o devolverlas a países en los que su vida pueda correr peligro. Los pasajes seguros, la posibilidad de solicitar asilo en embajadas, son parte de la solución.

Teniendo en cuenta lo anterior, UGT-Canarias espera que la próxima reunión de Bruselas tenga como resultado iniciar otra senda, no solo en la política migratoria europea, sino en revertir un discurso y unas actitudes xenófobas por parte de determinados estados miembros, que socavan fundamentos de la Unión, y en este sentido la organización espera:

Que se establezca como prioridad absoluta, salvar vidas en el mar, con los medios económicos necesarios y sin que ningún estado miembro pueda, en contra del derecho y evitando el bochornoso e inaceptable espectáculo de estos meses, negarse a ofrecer puerto a embarcaciones que hayan rescatado a migrantes.

Que se inicie una senda de normalización, y dejar de abordar la migración como una amenaza o como una situación excepcional. Si somos conscientes del mundo en que vivimos, debemos serlo de que el movimiento de migrantes y de posibles solicitantes de protección internacional, tiene unas causas, muchas veces generadas por intereses de la Unión en el exterior. Y que, entre otros, el recurso al mentiroso discurso antiinmigración, que incluye a los ciudadanos de la Unión que se desplazan por territorio comunitario, ya nos ha costado la salida de unos de los estados miembros.

Que en el caso del protocolo que, al parecer, se pretende abordar en la reunión prevista y más allá de lo que se opine del término “reparto”, este no puede consistir en una selección de migrantes y solicitantes de protección internacional en función de criterios económicos, formación, de convicciones, nacionalidad de los mismos o de posibilidades de obtener la condición de refugiado.

Que UGT-Canarias rechaza la propuesta de las plataformas regionales de desembarco del Consejo Europeo del 28 de Junio. La Unión Europea debe asumir sus obligaciones, y no subcontratar a países terceros, algunos de más que dudosa calidad democrática y no seguros para los inmigrantes.

Por otra parte, y también en relación a las conclusiones del Consejo y la propuesta de los centros controlados en territorio de la Unión para separar migrantes irregulares, a los que se retornarán a sus países, de solicitantes de protección internacional, no puede por menos que expresar sus dudas respecto al retornó de personas en situación irregular a determinados países y en determinadas circunstancias.

Por último UGT-Canarias se suma al resto de organizaciones que han expresado su preocupación y dudas, sobre la rápida aplicación a las personas que entraron en la Ciudad Autónoma de Ceuta, del Acuerdo de Readmisión con Marruecos, Una celeridad en la sustanciación de los trámites, inusual y que, entendemos el Ministerio del Interior debe explicar.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *