MasNews
Onalia Bueno
Onalia Bueno y miembros de su equipo de gobierno

Onalia Bueno no puede votar sus propios presupuestos por incurrir en causa de abstención

  • Ciuca-Psoe aprueban unas cuentas que incluyen mejoras salariales para sus familiares y un miembro de la candidatura de la actual alcaldesa en 2015.
  • Nueva Canarias y varios sindicatos municipales recusan a la alcaldesa y a tres concejales por incluir en los presupuestos incrementos salariales a sus familiares directos.
  • La alcaldesa de Mogán no puede votar sus presupuestos por reconocer estar incursa en causa de abstención.
  • El nivel de ejecución presupuestaria es de tan solo el 54%, el peor en muchos años en Mogán.
  • Los presupuestos incluyen una partida en la que se refleja el incremento de la tasa de la basura.

Este jueves se ha celebrado el pleno ordinario en el Ayuntamiento de Mogán para tratar, entre otros asuntos, la aprobación inicial de los presupuestos generales para el 2019. El presupuesto que llega tarde al pleno de Mogán, ya que debía haberse aprobado en diciembre de 2018, no ha estado exento de polémica motivada por el contenido del capítulo de personal, y la propuesta del concejal de Recursos Humanos en el que plantea “la subida de las retribuciones de unos trabajadores si y de otros no”.

En este sentido la portavoz de Nueva Canarias (NC) Isabel Santiago, no ha dudado en poner el dedo en la yaga y advertir a los miembros del gobierno Ciuca-PSOE que “están favoreciendo a unos en perjuicio del resto”. En ese sentido, la concejala ha recusado a la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno; al concejal de Contratación, el socialista Artemi Artlies; a la concejala de Cultura, Grimanesa Pérez, y al concejal de Servicios Públicos, Juan Carlos Ortega, “por los beneficios económicos de familiares directos, y a miembros de la candidatura con la que la alcaldesa concurrió a las pasadas elecciones locales de 2015”.

Según ha explicado la portavoz de la oposición, Isabel Santiago, los sindicatos del Ayuntamiento de Mogán también han presentado escritos de recusación, contra lo que consideran “un abuso, y una injusticia contra todos los trabajadores”. Así recordó que “se le sube el sueldo solo a 4 funcionarios de un total de 186, y a 26 de 163 trabajadores laborales, un trato discriminatorio e injusto que excluye al resto de la plantilla de personal del Ayuntamiento de Mogán, creando trabajadores de primera y trabajadores de segunda”.

Para NC, la solución a estos desmanes del gobierno de Ciuca-Psoe es elaborar la Relación de Puestos de Trabajo, y apostar por la equiparación salarial.

Tras plantear la recusación, la alcaldesa junto con los concejales Alba Medina y Juan Carlos Ortega, “se vieron obligados a abandonar el pleno por estar incursos en causas de abstención, sin embargo no suspendieron la tramitación de los presupuestos, y los sometieron a votación, incumpliendo de forma flagrante lo establecido en el art. 74 de la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, que obliga a adoptar esta decisión”, afirma Santiago.

No obstante, dos de los concejales recusados Grimanesa Pérez y el socialista Artemi Artiles “incumpliendo el procedimiento, respondieron a viva voz que no están incursos en causas de abstención, cuestión que permitió el secretario que actuó en contra de los informado por él en un caso idéntico en el 2013”, añade la nacionalista.

En otro orden de cosas, la portavoz de NC puso de manifiesto que el presupuesto sufre una merma considerable de sus ingresos, si comparamos los créditos finales del 2018, con los iniciales de este nuevo ejercicio. La bajada es de casi el 38%, una reducción de casi treinta millones de euros. Además, el índice de ejecución presupuestaria es el peor en muchos años, pues, tal y como confirmó el interventor municipal, es del 54%, lo que deja en evidencia la mala política presupuestaria del gobierno de Onalia Bueno.

Además, resaltó la portavoz de NC, Isabel Santiago, que los presupuestos reflejan ya el incremento de la tasa por la recogida de la basura, duplicando lo recaudado en el 2018, pues pasa de 1,5 millones de euros a más de 3 millones en el 2019.

Para NC estos datos son nefastos, pues estas cuentas confirman una subida de la presión fiscal, que hacen que estos sean unos presupuestos totalmente regresivos, sin incentivos fiscales a los empresarios y a los vecinos, que castigan la iniciativa empresarial, y que destinan mas recursos a prensa y propaganda (96.000 euros) que a la adquisición de material deportivo (12.000 euros), o a ayudas directas a la modernización del sector primario.

Para la concejala de la oposición, las cuentas para 2019 generan trabajadores de 1ª y de 2ª, apostando por impulsar la elaboración de una RPT, y llevar a cabo la equiparación salarial. Calificó al presupuesto como regresivo, y malo para los que menos tienen, y un lastre para el crecimiento económico, y anunció alegaciones al documento.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *