Antonio Hernández Lobo (PP)

Recorriendo y trabajando por Gran Canaria: “Un camino lleno de agradecimientos”

Antonio Hernández Lobo (PP)
Antonio Hernández Lobo (PP)

Hoy, el día que finaliza el curso escolar en las enseñanzas no universitarias, celebramos el último Pleno en el Cabildo de Gran Canaria, lo que coincide también con la finalización para mí de cuatro años como consejero en la centenaria institución insular, al frente de la Consejería de Cooperación Institucional y Solidaridad. Un período apasionante por las oportunidades que me ha dado esta Isla para reencontrarme con ella y con sus gentes, un período en el que, aun atravesando una crisis económica importante en nuestro país, hemos sido claves para la colaboración en el desarrollo de nuestra isla.

Cuando un gestor de lo público llega a un puesto de responsabilidad tiene un objetivo muy claro: mejorar la situación de lo que se encontró a su llegada y dejar el servicio en las mejores condiciones para que los que vengan a posteriori la mantengan, e incluso, si cabe, la mejore. Es más, las condiciones de recuperación económica que se están dando en nuestro país tienen que tener su efecto claro en la mejora de nuestros servicios básicos, con el fin de ir superando históricos déficits que mejoren las condiciones de los grancanarios, y colocar a Gran Canaria a la vanguardia de la recuperación.

Tuvimos a nuestra llegada en 2011 una oportunidad, la recuperación del Plan de Cooperación con los Ayuntamientos, para así asegurar la inversión en obras necesarias en los municipios con un reparto equitativo, atendiendo a criterios poblacionales y no teniendo en cuenta variables de carácter político.

Ha sido reconocido por la totalidad de alcaldes de la isla; de no existir este Plan de Cooperación, en estos años hubiese sido imposible que los consistorios pudieran haber realizado obra pública alguna. Cooperación Institucional no sólo ha aportado financiación para la realización de obras relacionadas con los servicios básicos. Con estas actuaciones se ha invertido también en la dinamización económica de nuestros sectores productivos, y, por ende, en la creación de numerosos puestos de trabajo en un momento crucial para la economía y el empleo en nuestra sociedad.

Tengo que agradecer la coordinación y el consenso entre todos los ayuntamientos de la Isla y esta Consejería, donde el trabajo ha sido fluido, donde se ha trabajado con el mismo objetivo, compartiendo el mismo horizonte, con la vista centrada en la apuesta por el desarrollo de la Isla y por la mejora de la calidad de vida de sus habitantes. Tuvimos un trabajo cercano, recorriéndonos los veintiún municipios día tras día, semana tras semana, muy pegados a la calle, escuchando las demandas de la ciudadanía y dando respuesta a ellas en la medida que la situación nos lo permitía. Pusimos en valor la importancia de la cooperación del Cabildo con los municipios, una colaboración fundamental que vino a suponer un auténtico balón de oxígeno para las maltrechas arcas locales.

Hago especial referencia al cumplimiento de la normativa europea en materia de accesibilidad en las obras que hemos financiado; desde el comienzo del mandato hemos hecho una apuesta contundente por cumplir las directrices que exige la normativa existente en referencia a la accesibilidad. Cuatro años después, podemos concluir que no se ha puesto al uso público ninguna infraestructura que no cumpla con la accesibilidad universal, hemos garantizado a todas las personas un uso no discriminatorio, independiente y seguro de los espacios públicos urbanizados con el fin de hacer efectiva la igualdad de oportunidades y la accesibilidad universal.

Acabamos esta etapa con la satisfacción del trabajo bien hecho, habiendo demostrado que hemos gestionado para todos y velando por los intereses de todos los grancanarios, y estando firmemente convencidos de que el esfuerzo y la perseverancia ha sido fundamental para velar por el interés de la ciudadanía y en eso es en lo que hemos trabajado estos años. Con aciertos y con errores, pero con la tranquilidad de haber colaborado en todo lo que he podido y defendiendo aquello en lo que creo. Hoy estamos viendo el fruto de todo ese esfuerzo colectivo en forma de nuevos servicios y equipamientos, claves en el bienestar y en el crecimiento económico.

También quiero desear muchísima suerte a los que nos van a suceder, los que van a coger el testigo en las tareas de esta consejería, el éxito de ellos será el de todos los grancanarios y la totalidad de los municipios, entendida siempre desde la equidad y la mejor distribución entre todos. Estoy seguro que eso será así.

Gracias por todo el afecto recibido a todos los grancanarios, a todos los trabajadores de los servicios de Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional en particular, y de todo el Cabildo de Gran Canaria, en general, gracias a los amigos que han estado siempre ahí y, por supuesto, gracias a mi familia por su enorme paciencia.

Afrontamos una nueva etapa donde cada uno de nosotros, allá donde nos encontremos, sigamos apostando por la verdadera vocación de servicio público, y con la grata experiencia de llevarme lo mejor de cada grancanario y los que, a partir de ahora, desde el agradecimiento más profundo, llevaré en un lugar reservado de mi corazón.

Antonio Hernández Lobo

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *