MasNews
Carmelo León Rodríguez, Portal de Transparencia
Carmelo León, concejal de Calidad y Sistemas de Información de Santa Lucía

Un modo diferente de relacionarnos con la administración

Desde hace algunos años las administraciones públicas vienen sufriendo un tremendo descredito ante la ciudadanía. La corrupción, la ineficacia y la desinformación causan la defenestración de administraciones y políticos.

Ante esta situación aparece una gran oportunidad de la mano de las nuevas tecnologías; hablamos de relacionarnos de modo diferente con la administración, de entender que lo público es de todos y todas, que la fiscalización de lo público es una responsabilidad compartida, entendiendo la transparencia y la participación ciudadana como un elemento enriquecedor.

En la práctica, las administraciones están obligadas por ley a tener un portal de transparencia donde figure toda la información relevante de la administración y esta información debe estar actualizada de manera permanente. Debe reflejar el día a día de la administración. Además debe hacerlo en un lenguaje que la ciudadanía pueda entender.

Pero, más que como un aspecto legal , hay que abordarlo como una oportunidad de progreso social, si el ciudadano o la ciudadana tiene acceso a la misma información que el grupo de gobierno podrá examinar con mayor claridad las decisiones políticas que tome la administración local. Además si esta administración tiene bien informada a la ciudadanía podrá consultarles, y con todo ello se generan las sinergias para tener un gobierno en constante mejora y más asertivo. Los miembros del gobierno pasarán a tener una evaluación continua en vez de un examen cada cuatro años.

Para abordar este cambio es necesario disponer de herramientas:

  • Administración Electrónica
  • Portal de Transparencia
  • Eparticipación

Con estas herramientas y voluntad política, algunos ayuntamientos ya han puesto en marcha procesos de presupuestos participativos, en muchos de ellos se solicita la participación ciudadana para una parte de las inversiones. Y lo hace en tres fases, primero se solicita a la ciudadanía la aportación de proyectos que les gustaría que se hicieran en su ciudad. Posteriormente, son analizados por los técnicos municipales descartando los que no se ajusten a presupuesto o sean irrealizables. Los que quedan se publican en la web de participación ciudadana y se les pide que elijan el más que les guste. De esta votación salen las obras a ejecutar al año siguiente.

De tal forma que son los propios ciudadanos y ciudadanas quienes deciden en que se gasta el presupuesto de inversiones.

La práctica de la participación ciudadana se convertirá en un hábito y los procesos de participación se normalizaran, dando pasos hacia una conciencia colectiva que crea o refuerza los vínculos entre los ciudadanos y la administración.

La concejalía de Nuevas Tecnologías de Santa Lucía se ha iniciado en dos de estos tres proyectos, se inició la contratación de la administración electrónica y se ha iniciado la implantación de la transparencia, con estos proyectos la administración va cediendo el protagonismo a la ciudadanía.

Source: Carmelo León Rodríguez
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *