Antonio Morales, subestación Santa Águeda de REE
De izquierda a derecha, Enrique Hernández, Antonio Morales, Fernando Clavijo y José Folgado

Morales pide un gran pacto para que la entrada de las energías renovables sea imparable

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, pidió un gran pacto de las instituciones públicas para que la penetración de las energías renovables sea firme e imparable.

Así lo aseveró en la inauguración de la subestación de Santa Ágeda de Red Eléctrica de España en Arguineguín, donde abogó por ser “sensibles y consecuentes” con la firme decisión de democratizar la energía, fin último de la introducción de las fuentes limpias junto a la lucha contra el cambio climático.

Morales, que calificó las nuevas instalaciones como hito histórico por su importancia para un nuevo sistema basado en las renovables, apostó por el autoconsumo energético en comercios, hoteles y todo tipo de empresas, además de los hogares, dado que las islas tienen las mejores condiciones para esta democratización energética y romper la dependencia con las energías fósiles y por ende del exterior.

Subrayó que en las islas es aún más necesario este avance por cuanto sufrirán con más acento las consecuencias del cambio climático, como de hecho ya las sufre con lluvias más intensas, el giro de los alisios con consecuencias climáticas aún por llegar, la ciguatera en peces de más de ocho kilos o manchas de algas antes nunca vistas.

Los expertos internacionales recomiendan dejar un tercio del petróleo sin extraer porque hay que elegir entre “fósiles bloqueados o planeta bloqueado”, por lo que es necesario abandonarlo como fuente y optar por la geotermia, la mareomotriz, el viento o el sol, todas abundantes en el territorio insular, sobre todo la solar, en la que Gran Bretaña y Noruega van muy por delante en su explotación.

Y ello a pesar de que la dependencia exterior de las islas alcanzan el 90 por ciento y su energía le cuesta al sistema eléctrico español 1.300 millones de euros más que en territorio peninsular, algo incomprensible cuando producir un megavatio hora cuesta con eólica 80 euros frente a los 200 que cuesta la producción a partir de fósiles, incluido el gas.

Para lograr ese avance, la subestación de Santa Ágeda es será clave en el sistema de Chira-Soria, una propuesta del Cabildo que pone a Gran Canaria a la cabeza de Canarias para posibilitar la penetración de las renovables que ejecutará Red Eléctrica de España, con quien las relaciones son “excelentes”, como reconoció el presidente de la compañía, José Folgado, durante el acto en el que también participaron el delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, el presidente canario, Fernando Clavijo, el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, y la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno.

Antonio Morales les reiteró la disposición de la Institución insular para colaborar en todo lo necesario para el firme avance hacia la transformación energética de Gran Canaria, una sólida decisión defendida por el Cabildo para lograr que la isla sea más limpia y barata con la población como mayor beneficiaria.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *