Plataforma petrolífera en el Puerto de Arinaga (foto: Ben Magec)

Ben Magec recuerda a Paulino Rivero su responsabilidad en el modelo de desarrollo de Canarias

Plataforma petrolífera en el Puerto de Arinaga (foto: Ben Magec)
Plataforma petrolífera en el Puerto de Arinaga (foto: Ben Magec)

Ben Magec-Ecologistas en Acción valora positivamente la oposición del Gobierno de Canarias contra las prospecciones petrolíferas, pero le recuerdan que el modelo de desarrollo insostenible que los tres grandes partidos han impulsado en Canarias en las últimas décadas, basado en el uso de combustibles fósiles, está acarreando otras consecuencias que ya se perciben, como la enorme contribución de Canarias al Cambio Climático y la consagración del archipiélago como plataforma logística para el expolio de recursos naturales. El creciente tráfico de plataformas petrolíferas y barcos cargados de combustibles por nuestras aguas son un ejemplo de esa tendencia.

Ben Magec-Ecologistas en Acción advierte de que la posición del Gobierno de Canarias contra las prospecciones, para ser coherente, debería estar acompañada de una apuesta decidida por un nuevo modelo energético, además de por el diseño de un modelo socioeconómico mucho más sostenible y por el tajante rechazo y eliminación de cualquier actividad o entidad que pretenda convertir a Canarias en una plataforma logística de apoyo a la explotación de los recursos energéticos de terceros países. Sostienen que algunas de estas consecuencias hace tiempo que se perciben, por lo que las prospecciones no son la única amenaza en Canarias que deriva del petróleo.

El Puerto de Las Palmas es actualmente una base de apoyo para el control militar de buques petroleros que provienen del Golfo de Guinea. Allí está Nigeria, sumida en la pobreza, la guerra y el deterioro ambiental, a pesar de ser uno de los principales productores del petróleo del mundo, y también está Guinea Ecuatorial, un país, sumamente empobrecido, gobernado por el dictador Teodoro Obiang, con el que, a pesar de su conocido historial de atentados contra los derechos humanos, las máximas instituciones españolas mantienen relaciones comerciales, entre otras con la industria del petróleo y el gas natural. Según Ben Magec-Ecologistas en Acción “esta tendencia, sigilosamente, está convirtiendo a Canarias en una plataforma de apoyo a los intereses de grandes trasnacionales del petróleo” (seguir leyendo clic en 2).

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *