No todo es sol y playa en Canarias

Corrupción: “La vergüenza de Canarias”

No todo es sol y playa en Canarias
No todo es sol y playa en Canarias

La corrupción, nos cuentan los vocingleros de la casta y sus marionetas mediáticas, es un asunto de manzanas podridas, de casos aislados. En España hay golfos en todos lados, no es una particularidad de la clase política; por tanto, no hay que dramatizar.

Como bien ha señalado el líder de Podemos, Pablo Iglesias, hay un elemento de autorracismo inconsciente en este intento de explicar la corrupción aludiendo a una suerte de tara genética o cultural que nos llevaría a los españoles a sucumbir inexorablemente a los “encantos” de la picaresca y el enriquecimiento ilícito. Para responder a esta teoría nos bastan dos palabras: “No cuela”.

Como no se cansa de repetir Íñigo Errejón, la corrupción, lejos de ser un accidente, es el elemento fundamental para la cohesión de las élites surgidas tras la Transición en nuestro país. Precisemos: la corrupción es el mecanismo que tienen dichas élites (económicas y financieras) para asegurarse que siempre se va a gobernar en su beneficio (y, por tanto, en detrimento del pueblo) independientemente del actor político que resulte vencedor en la competición electoral (PP, PSOE, CC, CIU…).

No son casos aislados. No son manzanas podridas. Es la forma de gobierno que ha imperado en la España del Régimen del 78. Por eso desde Podemos hablamos de “secuestro de la democracia”: porque los que nos gobiernan (los integrantes de esa oligarquía tan sumamente rancia, casposa y corruptora) no se presentan a las elecciones. Más bien a lo que se dedican es a sobornar y comprar a los que debieran estar representando los intereses de las mayorías sociales. Porque tan culpables de haber convertido nuestra democracia en un lodazal son los corruptos como los corruptores, que juegan el papel de “mano que mueve los hilos”, como en el cartel de “El Padrino” (película que desgraciadamente se vuelve más y más actual conforme pasan los años).

La solución al problema de la corrupción no es tan complicada: consiste en crear los mecanismos institucionales que aseguren la transparencia en todas las cuentas de manera tal que permita la fiscalización permanente de la actividad de los políticos por parte de los ciudadanos. Como dicen los héroes de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca): “Sí se puede, pero no quieren”.

Texto y foto: GT Comunicación LPGC

Nota de Maspalomas News

Los casos de presunta corrupción en el sur de la isla de Gran Canaria

Palmera (Santa Lucía de Tirajana)
El caso mantiene acusados al exalcalde Silverio Matos (NC) y al exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana, Antonio Ruiz (NC).

Paraíso (San Bartolomé de Tirajana)
Los principales investigados son el actual presidente local de NC y exalcalde de San Bartolomé de Tirajana, Pepe Juan Santana y el exconcejal de Vías y Obras del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, Pacuco Guedes (PSOE).

Gódola (Mogán)
Figuran imputados, entre otros, el alcalde Paco González (PP) y la exconcejala del PP  y actual candidata de Ciuca a la Alcaldía de Mogán, Onalia Bueno.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *