OFGC, Sebastian Lang-Lessing
Sebastian Lang-Lessing, director

La OFGC estrena en España Clave Dorada de Arturo Márquez con dirección de Sebastian Lang-Lessing

El maestro Sebastian Lang-Lessing volverá a ponerse al frente de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) en el decimoquinto concierto de la temporada de abono 2016-2017, que tendrá lugar el viernes 5 de mayo en el Auditorio Alfredo Kraus a las 20.30 horas.

El programa contará como solista con el violonchelista israelí Amit Peled, que hace su debut en la temporada de la OFGC.

Sebastian Lang-Lessing abrirá el concierto con la primera interpretación en España de Clave Dorada del mexicano Arturo Márquez (1950), composición que el mismo Lang-Lessing estrenó en 2015 al frente de la Orquesta Sinfónica de San Antonio, de la que es director titular. La obra de Márquez era parte de un proyecto formado por 14 Preludios Americanos dentro del 75º aniversario de la Sinfónica de San Antonio, ciudad en cuya fundación participaron familias canarias en el siglo XVIII. Como señala Lang-Lessing, “la idea era celebrar la riqueza y las diversas influencias en nuestra cultura. Clave Dorada se convertirá en el himno del Tricentenario de San Antonio. Sigue de modo muy cercano el espíritu del famosísimo Danzón nº 2 de Márquez y refleja el ambiente de la Fiesta San Antonio, un festival de dos semanas a modo de una gigantesca fiesta sin interrupción.” Clave Dorada juega con el doble significado de “clave”, por un lado el instrumento de percusión y por otro la organización rítmica que es la base de mucha música latinoamericana y caribeña. En este caso la clave es el son.

Seguidamente Amit Peled abordará el célebre Concierto para violonchelo de Dvorák, considerado la cumbre del repertorio concertístico para el violonchelo y cuya enorme exigencia técnica y expresiva lo han convertido en meta y referencia obligada para todos los grandes del instrumento. El Concierto, escrito entre 1894 y 1895, es una composición de extraordinaria belleza donde se suceden en perfecta armonía pasajes de muy diverso cuño, desde el lirismo más evocador hasta un dramatismo de resonancias épicas, rasgos todos ellos característicos del más genuino estilo de Dvorák. Amit Peled tocará en esta ocasión un violonchelo Vuillaume de 1865, que sigue de cerca el modelo del Stradivarius Servais original.

La velada se cerrará con la Sinfonía nº 6 “Patética” de Chaikovski, pináculo de la producción del compositor ruso y una de las más estremecedoras confesiones, casi un testamento musical, de cualquier época. Por encima de su eterna fascinación melódica, la Sinfonía Patética es una música de abrumadora densidad dramática que transmite un dolor y una angustia casi físicos.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *