Oleg Naydenov, fuel en la costa

Morales critica la semana de espera por la “dichosa maquinita” para sellar las fugas de fuel

Oleg Naydenov, fuel en la costa
Oleg Naydenov, fuel en la costa

El candidato de Nueva Canarias (NC) a la Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, criticaba este miércoles 6 de mayo que aún haya que esperar una semana “por la dichosa maquinita” para sellar las fugas de fuel del buque pesquero ruso Oleg Naydenov. Rechaza que el Puerto de La Luz, de los más importantes de Europa, no tenga servicio propio y especializado de bomberos, lo que se suma a la improvisación.

Antonio Morales, candidato de Nueva Canarias a la Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, criticaba que se haya perdido un mes en solucionar el problema generado por el incendio y hundimiento del pesquero Oleg Naydenov y que además aún haya que esperar a la próxima semana a que llegue la “dichosa maquinita” y se pueda proceder al sellado de fugas, si es que aún queda algo de fuel que retener.

Morales rechazó asimismo que los restos de combustible llegado a la costa de Maspalomas sean simples “chicles”, como ha afirmado el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, porque igualmente el Gobierno del PP aseguró que la extensión de costa de la Playa del Cabrón afectada por el vertido era solo de 200 metros, cuando los técnicos de Tragsa hablaban de dos kilómetros. “Ocultando la realidad no se solucionan los problemas”, aseveró.

Además, “que uno de los puertos más importantes de Europa no tenga ni siquiera un servicio propio de bomberos especializados para hacer frente a los riesgos portuarios, la biodiversidad, el turismo o la desalación” le parece inadmisible.

“No es verdad –prosiguió-, que tengan convenios con los Bomberos de Las Palmas de Gran Canaria ni el Consorcio. Ahí la primera gravedad de los hechos que estamos viviendo, luego la improvisación continua, un material que no era el adecuado, no se usa espuma sino agua, se le pasea y se hunde”.

Para cuando lleguen los robots, “no sé si quedará algo, pero desde luego se está perdiendo un tiempo preciosísimo”, lo que se suma a que este riesgo se corre a diario, ya que cada año pasan por las islas 6.000 barcos con productos tóxicos en sus bodegas y realizan transbordo de combustible y limpiezas de cetinas en alta mar sin ningún tipo de control. “Esto ha sucedido con un pesquero pequeño, qué hubiera pasado si llega a ser un gran petrolero”, se preguntó.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *