Román Rodríguez, presidente de NC

Román Rodríguez cree que el presidente de Repsol es un “buen ejemplo de godo”

Román Rodríguez, presidente de NC
Román Rodríguez, presidente de NC

El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, dijo hoy que las declaraciones del presidente de Repsol, Antonio Brufau, sobre las prospecciones petrolíferas en aguas del archipiélago, son propias de un “godo y ofensivas” para el pueblo canario. Rodríguez mantuvo la propuesta de NC para resolver este problema mediante una consulta ciudadana, “a la que no se le debe tener miedo”.

Frente al proceder de Antonio Brufau en Gran Canaria el jueves, el presidente de NC manifestó que Canarias es una sociedad “hospitalaria, integradora y formada del mestizaje de distintas culturas”. “Sin embargo, la historia de las islas ha llevado a que los canarios tengamos un sentimiento, de que algunos que vienen aquí no nos tratan como iguales sino como inferiores, es lo que hemos dado en llamar godos”, agregó.

Román Rodríguez manifestó que su “sentimiento, sensación y percepción” de las palabras del presidente de Repsol es que “si hubiera que explicarle a alguien lo que es un godo, el señor Brufau es un buen ejemplo”. Para el presidente de NC, las grandes multinacionales, como Repsol, están “acostumbradas a esta manera de proceder”, es decir, que acuden a donde ven que hay intereses económicos, “esquilman y dejan las migajas” en el lugar para “marcharse a otro parte” del mundo.

El líder nacionalista de NC agregó que Antonio Brufau “ofende la inteligencia” de los canarios porque “ya no son 50.000 los empleos a generar, cuando Repsol tiene en todo el mundo 5.000 trabajadores”. Ahora resulta, continuó, que, en un “pequeño yacimiento, como él lo calificó, va a tener más empleos que todos los trabajadores repartidos” a nivel mundial.

Con respecto a las prospecciones, Nueva Canarias rechaza la decisión “unilateral” del Gobierno estatal del PP para “imponer” unos trabajos exploratorios, y sin son exitosos la explotación de los recursos, “en contra de una parte sustancial” de las instituciones y la opinión pública del Archipiélago.

Es un debate, según Rodríguez, “absolutamente contaminado” porque “no se sabe casi nada de lo que va a pasar, sabemos que hay riesgos potenciales y algún beneficio”. Pero este conflicto, para NC, no lo debe decidir ni el ministro de Energía, Industria y Turismo, ni el presidente del Gobierno de Canarias, sino el pueblo canario. Para NC, continuó Román Rodríguez, un asunto de esta “controversia y complejas aristas” debe estar presidido de un “gran debate” social y que sea la ciudadanía “quien decida a través de una consulta popular, a la que no hay que tener miedo”.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *