MasNews
fernando-bañolas-bolaños
Fernando Bañolas Bolaños

Antonio Morales, ‘aliado’ de sí mismo

Solo al señor Antonio Morales se le ocurre ‘vender’ el preestreno de la película ‘Allied’ en Las Palmas de Gran Canaria para mayor gloria de sí mismo. Al señor Morales no le importó que a ese preestreno no acudiesen ni el director Robert Zemeckis ni Brad Pitt ni Marion Cotillard ni nadie del reparto de la superproducción norteamericana. Ese preestreno solo tuvo una ‘estrella’: el señor Morales. Su afán desmesurado por aparecer en todos los guisos informativos, que luego intenta aderezar con propaganda casposa ‘marca de la casa’, no debe, sin embargo, alejarnos de otra de sus obsesiones favoritas: la fobia a la crítica.

Y nada mejor para combatir esa fobia a la crítica que convertirse en crítico. Últimamente el señor Morales nos ha dado a todos una lección magistral de crítica sobre uno de los géneros periodísticos: en este caso el que nos ocupa, el de los artículos de opinión. Los suyos, muy ‘sesudos’ ellos, inciden siempre en la idea de propaganda para sus tres o cuatro ‘caprichos estratégicos’, como el de convertir a Gran Canaria en la Meca de las energías renovables de la noche a la mañana, sin transición alguna. Los míos son, para el señor Morales, “articulitos de dudosa solvencia y de muy mala baba”. Los suyos, en muchos casos, son auténticos tostones, ya puestos a hacer crítica, enrevesados, ofensivos y marcados, como decimos, por sus cuatro iluminaciones obsesivas y por su afán de imponer y manipular sus intereses al más puro estilo propagandista revolucionario de república bananera.

Está usted en su derecho, señor Morales, de considerarme amortizado, de acusarme de que sirvo a intereses que le obsesionan, de afirmar que no despierto la confianza de los electores, de insistir machaconamente en otra de sus obsesiones, la del pleito insular, al considerar que no sirvo los intereses de los grancanarios, etcétera, etcétera, etcétera… En su perfecto derecho está, sí señor. Yo, modestamente, solo me consuelo pensando en que usted no llegará a ser consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias ni tendrá responsabilidad directa sobre fondos públicos autonómicos destinados a políticas sociales. Solo con pensar en lo ocurrido en la Residencia de Mayores de Agüimes me dan escalofríos.

Y eso que lo suyo conmigo viene de lejos, señor Morales. Cuando comencé en política, allá por 1999, siendo alcalde de Guía, defendí la necesidad de que se incrementaran las inversiones en el norte de nuestra isla para paliar el retraso de esa zona con respecto al resto en materia de infraestructuras salió usted con el rejo progre casposo que lo caracteriza y nos llamó “señoritos del norte”, acusándonos de vivir de las rentas sin importarnos el futuro. Todo lo que no le gusta, usted lo demoniza desde su endiosamiento iluminado.

Y, oiga, es su problema. El mío es que su tinglado propagandístico no lo paguen los grancanarios. Este año, se ha dotado de 120.000 euros solo para usted y sus actividades protocolarias. Luego se ‘pule’ otros 550.000 en sus campañas de propaganda para usted, que enmascara como institucionales. Eso sin hablar de su debilidad por las grandes pancartas al estilo revolucionario. Total, que este año el gabinete de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria se habrá gastado 2.300.000 euros solo para que usted aparezca hasta en la sopa. Y para que en muchos casos nos aburra hasta el infinito algún que otro domingo con sus cuatro obsesiones de siempre. Total, que me veo en la necesidad de prestarle atención quiera o no quiera; me apetezca o no. Y, por supuesto, le guste a usted o no.

Espero que le haya gustado Allied, señor Morales, aunque le recuerdo que usted no sale en la película, y me temo que no será porque no lo intentara.

PD: Celebro que no me responda usted, que ya tengo bastante con atender a sus desmanes propagandísticos y a sus innumerables descalificaciones.

Source: Fernando Bañolas Bolaños, portavoz de CC en el Cabildo de Gran Canaria y secretario insular de la formación nacionalista
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.