MasNews
Gran Canaria en Fitur 2020
Representantes políticos de Gran Canaria en Fitur 2020

Buenas vibraciones en Fitur

La Feria Internacional de Turismo FITUR, en Madrid, es una oportunidad que aprovechamos todos los años para evaluar la situación del turismo en Gran Canaria porque nos permite disponer de datos y comparativas actualizadas. Es la primera cita del año para el sector y una de las referencias a nivel mundial. Nos podemos hacer una idea de su importancia por los números del año pasado: 10.487 empresas de 165 países y/o regiones, 142.642 profesionales y 110.848 visitantes de público general estuvieron presentes en la Feria. Llegamos este año a FITUR con buenas noticias sobre el turismo peninsular en Gran Canaria, que ha experimentado un aumento de más de un 12%, superando los 600.000 visitantes. También hemos podido confirmar que de los 105 mil turistas alemanes perdidos estamos en la senda de recuperar 90 mil.

El turismo español tiene una importancia crucial para el archipiélago. Permite desestacionalizar los flujos de visitantes, compensando el descenso en las llegadas de alemanes, ingleses, escandinavos etc. que se produce en los meses de invierno. Además por evidente cercanía, no solo geográfica sino cultural, es un sector más propenso a determinadas actividades relacionadas con la gastronomía, el turismo activo y deportivo y con la cultura (conciertos, festivales de música…) En FITUR de hecho se presentaron dos de estos eventos, que están viviendo en la isla un extraordinario repunte.

El dato también es especialmente importante dado que vivimos un momento complejo para la actividad turística. La quiebra de Thomas Cook se unió al cierre de las bases de Ryanair en las islas así como a la crisis de varias compañías “low-cost” (como Monarch o Air Berlín) y también Norwegian lo que perjudicó la conectividad aérea de Canarias. Además, el escenario internacional exige una atención permanente por si hay variaciones significativas. Los dos principales países de los que proceden los turistas que visitan el archipiélago se enfrentan a turbulencias políticas y económicas. La victoria de Boris Johnson en el Reino Unido aboca al país a una salida inminente de la Unión Europea llena de interrogantes y Alemania esquivó por poco la recesión, aunque su crecimiento se sitúa en un débil 0,1%.

Pero a nivel estatal también afrontamos algunos riesgos que deben ser tenidos en cuenta ya que España precede a Inglaterra y Alemania como principal país de procedencia de los turistas que vienen a Canarias. El aumento del 75% del descuento a residentes parece haber sido aprovechado por las compañías aéreas para aumentar los precios, produciéndose un encarecimiento de los vuelos entre la Península y Canarias que podría lastrar al turismo nacional. Por otra parte la fusión entre Iberia y Air Europa puede provocar que el grupo IAG (Iberia+AirNostrum+Vueling) maneje el 70% del mercado de conexiones aéreas entre Canarias y el resto de España y cerca del 88% si añadimos la segunda compañía. Existe un evidente riesgo de que utilicen esta situación monopolística para aumentar los precios.

En este escenario, las citas como la de FITUR cobran una especial relevancia para abordar los retos que afronta nuestro principal sector económico. Desde el Cabildo de Gran Canaria nos hemos volcado apoyando y estando presentes en el Foro de Turismo de Maspalomas, el Congreso Nacional de Turismo Activo que se celebró en Gran Canaria y por supuesto en la ITB de Berlín, por citar algunos ejemplos. Espacios privilegiados de colaboración público privada para avanzar hacia un modelo turístico beneficioso para el conjunto de la población.

La presencia en este tipo de eventos forma parte de la estrategia que el Cabildo de Gran Canaria siguió, desde un primer momento para intentar atajar las consecuencias de las situaciones sobrevenidas. Se actuó de manera rápida y coordinada entre las diversas administraciones y el sector privado en el caso de Thomas Cook. Desde el Patronato de Turismo de Gran Canaria hemos invertido 450.000 euros en 2019 para reforzar e incrementar la conectividad aérea de la isla mediante un total de diez convenios con nueve aerolíneas para la promoción del destino en España, Portugal, Francia, Italia, Reino Unido, Alemania, Finlandia, Suecia, Austria y Hungría.

Gracias a eso la isla cuenta con nuevas frecuencias y rutas para este invierno que incrementarán las cifras de turistas a través de compañías como Vueling, Binter (que está haciendo un esfuerzo muy especial) Corendon, Norwegian, Ryanair, Smartwings o Tui Fly que conectan Gran Canaria con Holanda, Islandia, Suecia, Dinamarca, Reino Unido, Alemania, Polonia y Península. Pronto se unirá también Swiss Air según ha confirmado en Fitur al Patronato de Turismo. Y es gracias en gran parte a ese trabajo que se ha conseguido recuperar el 90% de las plazas aéreas que se perdieron por la quiebra del touroperador británico.

Ese esfuerzo también se ha traducido en que hasta noviembre, como expliqué al inicio del artículo, hemos recibido un total de 607.951 turistas nacionales, un 12,16% más que en el mismo período de 2018. En términos absolutos Gran Canaria ha ganado 65.912 clientes, lo que supone el mayor aumento de toda Canarias. 2019 será el récord histórico de turismo nacional con toda probabilidad. También hemos conseguido que en términos absolutos aumente el gasto de esos clientes en igual proporción. El peso específico del turismo nacional en la Isla ha crecido sobremanera, puesto que genera ya el 12% del gasto total hasta septiembre y supone el 15,8% de los turistas hasta noviembre. Las previsiones de crecimiento para el verano son de un 6% también.

Con respecto a la conectividad, 2019 fue un año récord en las conexiones entre Gran Canaria y la Península: en torno a 1,5 millones de pasajeros viajaron a la Isla desde el resto de España, un 6% más que en 2018. Las previsiones para el verano de 2020 indican un crecimiento reducido de la capacidad aérea con el resto de España (+0,3%), tras un verano de 2019 récord, a pesar de las reducciones de Ryanair y Norwegian y de la pérdida de plazas con Madrid, pero si excluimos de la comparativa la conexión con la capital de España, las conexiones crecen un 5% con el resto de España. Contamos con 21 vuelos directos a la Isla este verano, con las novedades de Vitoria, Pamplona, Murcia y Zaragoza.

El auge del turismo peninsular está sirviendo para compensar la pérdida de turistas extranjeros como consecuencia de las circunstancias mencionadas al principio de este artículo. Pero el aumento de las cifras de ese mercado no debe hacernos olvidar que el gran reto que tiene el turismo en Gran Canaria y en Canarias es el avance hacia la sostenibilidad. No podemos tener un modelo basado única y exclusivamente en “contar turistas” muchas veces a costa de bajar los precios hasta niveles que comprometen la calidad del destino y las condiciones de trabajo de las y los trabajadores del sector.

La conciencia medioambiental como consecuencia de la “emergencia climática” está avanzando en toda Europa y el turismo, una actividad con un altísimo impacto en términos de consumo de energía y recursos no va a quedarse al margen. Tenemos que ser capaces de asociar la marca Canarias y Gran Canaria a la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático, adaptándonos y anticipándonos a las demandas de los visitantes, ofreciéndoles maneras de compensar su huella ecológica. Sin ir más lejos, la compañía Seaside, quiere que uno de los dos nuevos hoteles que abrirá en Pasito Blanco sea el primer establecimiento hotelero del mundo “sin plásticos” lo que marcaría un importante hito.

Tenemos que buscar maneras de aumentar el gasto por turista en destino ofertando experiencias de alto valor añadido que puedan ser proporcionadas por actores económicos locales que estén vinculadas al medio ambiente, lo cual implica un amplio abanico de actividades, desde la gastronomía vinculada al producto local que ha sido reconocida recientemente en la guía Michelin, hasta actividades acuáticas de bajo impacto, o incluso implicando a los turistas en acciones de conservación del medio y lucha contra el cambio climático como, por ejemplo, reforestaciones.

Otro de los retos de futuro pasa por dar un salto cualitativo y convertirnos en un destino turístico inteligente. Las tecnologías de la información y la comunicación, aportarán sistemas de predicción, redes colaborativas, toma de decisiones más sólidas, herramientas de seguimiento, gestión, así como promoción y comercialización. El turismo digital nos obliga a interactuar con nuestros turistas y a conocerlos mejor para adaptar nuestra oferta a sus expectativas. Esto también supone una vía preferente para la oferta de actividades innovadoras y menos contaminantes.

En definitiva, la edición de FITUR 2020 es una de las más importantes de las últimas décadas ya que se produce en un momento de profundos cambios en las tendencias y bastantes incertidumbres por cuestiones que no solo están relacionadas con el sector turístico. No obstante hemos acudido a la Feria con los deberes hechos especialmente en lo que se refiere al turismo nacional, ya que a pesar del cierre por la crisis de algunas compañías hemos aumentado la conectividad con la península y se han abierto nuevas rutas.

Tendremos que seguir profundizando en la diversificación del propio modelo turístico, buscando nuevos mercados, aumentando el tiempo de estancia media y el gasto en destino, innovando y desarrollando actividades que nos sitúen como referencia mundial de la sostenibilidad en el turismo. Estamos en un momento de cambio en el que las decisiones que tomemos pueden ser decisivas para definir el modelo turístico de las islas en las próximas décadas. La buena noticia es que estamos dando pasos en la dirección correcta y que hay una voluntad mayoritaria para seguir avanzando.

Source: Antonio Morales Méndez, presidente del Cabildo de Cran Canaria
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.