MasNews
¿Es posible vivir mejor necesitando menos?

Menos para vivir mejor: Decrecimiento y Buena Vida

¿Es posible vivir mejor necesitando menos?
¿Es posible vivir mejor necesitando menos?

El Decrecimiento es una corriente económica, política, social y ecológica que plantea un cambio radical al modelo de desarrollo actual, diseñado en base al crecimiento económico ilimitado. Desde esta corriente de pensamiento se propugna la idea de “Menos para Vivir Mejor” o “Vivir mejor con Menos”; la idea de Buen Vivir separada del consumo excesivo e irresponsable de recursos materiales y energéticos.

¿Y cómo es eso? ¿Es posible vivir mejor necesitando menos? Sí, es posible y es deseable, ya que por mucho que se propague la idea de que el crecimiento económico es la solución, no deja de ser parte del problema. Los recursos son finitos, vivimos en un único planeta, y por mucho que no hayamos contemplado el biorritmo de la Tierra no quedará más remedio, tarde o temprano, que considerar los límites biofísicos y picos y techos de los recursos que ya se acaban. Dice el refranero popular que “mejor es prevenir que curar” y si será inevitable reducir el consumo y la producción, mejor será hacerlo de una manera planificada y participativa para evitar que esos recursos escasos se conviertan en propiedad de una élite económica o militar.

¿Entonces Decrecimiento es no-crecimiento? No, Decrecimiento es disminución y es aumento, el Decrecimiento no es crecimiento negativo, ya que si bien hay que disminuir en ciertas cosas, hay que aumentar en otras. En este sentido, habría que disminuir hasta erradicar el consumismo y productivismo, reducir la velocidad de la vida, las horas dedicadas al trabajo productivo, las distancias que recorremos y hacemos recorrer a los productos, los sectores perjudiciales para la sostenibilidad de la vida… Por el contrario, habría que potenciar los cuidados a personas, los servicios públicos y sociales ligados a los Derechos Humanos, las economías sociales y solidarias y los diversos sectores de empleos verdes. En el modelo socioeconómico actual vivimos para trabajar, trabajamos para consumir y consumimos para trabajar, reduciendo el concepto de valor a lo monetario, ¿y para qué?, ¿para ser felices?, ¿lo somos?, ¿disfrutamos de la vida? El Decrecimiento pone la economía al servicio de la vida, no la vida al servicio de la economía (seguir leyendo clic en 2).

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.