MasNews
La Charca, Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas

Aprobado el proyecto de señalización de las Dunas de Maspalomas

La Charca, Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas
La Charca, Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas

La Junta Rectora de las Dunas de Maspalomas aprueba el proyecto de mejora de la señalización de la zona de exclusión en el entorno arenoso de la Charca.

Vecinos, empresarios, ecologistas, representantes del mundo académico y de las administraciones públicas canarias han coincidido hoy en la necesidad de intensificar el control de las medidas de protección de las Dunas de Maspalomas. Así lo han puesto de manifiesto en la reunión de la Junta Rectora de la Reserva Natural Especial de las Dunas de Maspalomas, celebrada esta mañana en las oficinas municipales del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, bajo la presidencia de la consejera de Medio Ambiente y Emergencias del Cabildo de Gran Canaria, María del Mar Arévalo.

La Junta Rectora ha valorado positivamente las acciones preventivas llevadas a cabo durante los últimos meses y recogidas en la Memoria 2013, cuyo contenido fue analizado en la reunión de hoy. Informes y autorizaciones encargados a los técnicos del Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria “han servido durante el pasado año para evitar nuevos impactos sobre el territorio protegido, para optimizar los recursos con los que contamos para su gestión y para maximizar los servicios ambientales que la Reserva Natural Especial de las Dunas de Maspalomas ofrece a los ciudadanos canarios y a quienes nos visitan”, según manifestó María del Mar Arévalo.

Durante 2013 se ha culminado el proyecto de señalización de la Reserva de las Dunas de Maspalomas con la renovación de unas 50 señales informativas. Las nuevas señales están hechas con un material más duradero, el aluminio, y con impresión especial para la intemperie; además, se han utilizado varios idiomas para atender la demanda de información de los turistas.

El pasado año también se informó sobre el proyecto de obras del Mirador de las Dunas, actualmente en ejecución, y se consolidó el funcionamiento del Centro de Interpretación con la visita de más de 17 mil personas en busca de información sobre este enclave natural del sur de Gran Canaria.

El Servicio Insular de Medio Ambiente ha elaborado también en 2013 varios informes preceptivos de interés: el relacionado con la declaración de Bien de Interés Cultural del Oasis de Maspalomas; informes sobre el Centro Comercial Anexo II; e informes sobre actividades prohibidas en las Dunas, como es el caso del snowboarding. Esta última actividad es considerada ilegal por los técnicos de Medio Ambiente, que recomiendan a las empresas turísticas que no la promocionen entre sus clientes.

La Junta Rectora de las Dunas de Maspalomas analizó hoy también varias propuestas de actuación para 2014. Ya está en marcha el proyecto de proteger el Parque Tony Gallardo con una pantalla vegetal que delimitará sus fronteras. Se pretende con ello evitar el uso de este espacio por parte de personas que lo venían utilizando hasta ahora como refugio nocturno. En muchas ocasiones, dejaban rastros de basura y de hogueras. La pantalla vegetal absorberá tras su desarrollo a la valla metálica instalada en la actualidad, lo que reforzará la seguridad de este paraje y mejorará su estética.

Otra medida a desarrollar este año será la de potenciar la ordenación del uso público en torno a la Charca de Maspalomas. Se trata de un importante enclave, desde el punto de vista paisajístico y turístico y está además protegido por la Directiva del Agua, pero también tiene interés por su fauna.   Desde 2004 hay una zona de exclusión en el entorno de la Charca. Este año, la totalidad de su contorno será marcado para evitar el tránsito de personas. La consejera de Medio Ambiente y Emergencias, María del Mar Arévalo, anuncia que “se pondrán bolardos de madera para marcar la zona y comunicar, a efectos informativos, a través de carteles, el régimen de uso de la Reserva”. En los alrededores de la Charca se anunciará la prohibición de dar alimentos a los peces “porque luego hay sobreproducción, mortalidades masivas y malos olores. Es imprescindible en estos momentos ir ordenando el intenso uso público de las Dunas de Maspalomas para garantizar su existencia el mayor tiempo posible”, asegura Arévalo.

La Junta Rectora, a propuesta de los grupos ecologistas, ha solicitado que el Cabildo Insular de Gran Canaria pueda asumir la propiedad de los proyectos que afecten a las Dunas y que están pendientes de ejecución por parte del Consorcio de Rehabilitación Turística de San Bartolomé de Tirajana. El objetivo es que sea el propio Cabildo de Gran Canaria el que pueda solicitar a las administraciones públicas competentes los permisos pertinentes para que esos proyectos puedan ejecutarse en el futuro. Uno de esos proyectos consiste en la extracción de arena de la Punta de la Bajeta, en la confluencia de la playa de Maspalomas y Playa del Inglés, para aportarla al sistema dunar, una vez que varios informes científicos han acreditado ya una reducción paulatina del volumen de arena en la Reserva Natural Especial de las Dunas de Maspalomas.

Otro asunto abordado hoy en la Junta Rectora de las Dunas de Maspalomas ha sido el del control del uso que hacen los ciudadanos de los espacios naturales. Se ha informado de que desde el pasado mes de diciembre la Ley de Patrimonio Natural, tras una disposición incluida en la Ley de Evaluación Ambiental, faculta a las administraciones públicas a imponer sanciones a los ciudadanos que no respeten las normas de uso y gestión de los espacios naturales. Las acciones incorrectas se considerarán infracciones administrativas.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.