MasNews
La biblioteca se convirtió, como en el cuento, en oficinas municipales

Siete millones para Santa Lucía de Tirajana y una culebra en Ayagaures

La biblioteca se convirtió, como en el cuento, en oficinas municipales
La biblioteca se convirtió, como en el cuento, en oficinas municipales

El portavoz de Coalición Fortaleza asegura que la astronómica cifra existe, no es una serpiente de verano que constriña la gestión municipal del grupo nacionalista del alcalde Silverio Matos. Santiago Rodríguez recuerda la eterna y célebre cantinela del que gobierna a cualquier nivel: “No hay dinero…”, para la pobreza, o para la guardería de Sardina, o para la Escuela Municipal de Música; no hay dinero para Cultura en Santa Lucía de Tirajana, pero ¡sí hay siete millones para un nuevo parque urbano! El cabreado concejal también adelanta que el grupo de gobierno santaluceño -nacionalista progresista para más señas- tiene previsto ampliar con remanentes el presupuesto municipal 2013. La cantidad que se baraja es la de ¡veinte millones de euros!, con lo que se pasaría de los 49 estimados a la sugerente cifra de los 69 con el aumento de última hora.

Otra de ofidios estivales

Más bien tendríamos que aclarar que no los hay, exceptuando la culebra que se encontraron tras el incendio de Ayagaures y entregaron al Seprona (en miles de pueblos estos asunto se resuelven con un sacho); lo decimos porque en San Bartolomé de Tirajana todo parecido con la realidad es pura coincidencia o, simplemente, buenas intenciones aderezadas con grandes dosis de optimismo del concejal más eficaz del grupo de gobierno PP-AV, presidido por Marco Aurelio Pérez, consejero que es, también, del grupo popular en el Cabildo de Gran Canaria. Todo está en proyecto y muy poco por concluir; todo está vencido, en concurso y por adjudicar. Estamos a la baja y con la firme convicción de que nadie va a buscar soluciones ni “para la proyección del edifico de oficinas municipales”, como exige el principal partido de la oposición tirajanera que cuando gestionaba lo público, en solitario o en comandita, tampoco salía o salían de la “provisionalidad” que ofrecen los edificios destinados a otros menesteres.

Paco Pahino

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.