Antoni Wit, director de orquesta

Antoni Wit retorna al podio de la OFGC con un concierto de música polaca

Antoni Wit, director de orquesta
Antoni Wit, director de orquesta

La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), bajo la dirección de Antoni Wit, ofrecerá su decimocuarto concierto de la temporada de abono 2014-2015 el próximo viernes 13 de marzo, a las 20.30 horas, en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria.

Al frente del conjunto sinfónico grancanario se pondrá una de las más distinguidas batutas de la actualidad, el maestro polaco Antoni Wit. Actual director titular de la Orquesta de Navarra y director laureado de la Filarmónica de Cracovia, Antoni Wit ha dirigido a conjuntos tan importantes como la Orquesta Filarmónica de Berlín, Orquesta de Cleveland, Staatskapelle de Dresde o Philharmonia de Londres. El pasado 21 de febrero recibió la Légion d’Honneur, máximo galardón que concede Francia.

Antoni Wit está unido a la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria por una profunda relación que se remonta a mediados de los años ochenta. Ocupó el cargo de director titular de la OFGC en la temporada 1987-1988 y fue Principal Director Invitado entre las temporadas 1991-1992 y 1993-1994, períodos en los que ofreció numerosas actuaciones en la temporada de abono, así como en el Festival de Música de Canarias y en el Auditorio Nacional.

Como solista actuará otro destacado nombre de la música en Polonia, el jovencísimo y brillante pianista Marcin Koziak. Marcin Koziak sustituye al inicialmente previsto Piotr Paleczny, que ha suspendido su actuación por enfermedad.

El programa escogido por Antoni Wit está dedicado en su integridad a la música de Polonia, de la que es un reputado divulgador, e incluye el Concierto para piano nº 1 de Frédéric Chopin y, como interesantes novedades en el repertorio de la OFGC, la Obertura de la ópera Paria de Stanislaw Moniuszko y la Sinfonía nº 2 de Karol Szymanowski, compositor este último presente en la última actuación de Wit con la Orquesta en 2004.

Noche polaca

La velada ofrece una muestra de los más destacados compositores polacos de los siglos XIX y XX: Chopin, Moniuszko y Szymanowski, una elección que cubre diferentes géneros musicales.

El mundo del piano está encarnado en uno de los más reconocidos poetas que ha tenido el instrumento, Frédéric Chopin, a través del Concierto para piano nº 1 en Mi menor de 1830, estrenado por el propio Chopin en la que sería su última actuación en Polonia.

Stanislaw Moniuszko ha pasado a la posteridad como el mayor compositor lírico del XIX en Polonia. Su música, como muestra la Obertura de la ópera Paria, compuesta en 1869, posee una marcada impronta melódica y recursos dramáticos que parecen beber directamente de la tradiciones operísticas italiana y francesa; todo unido al rigor de su formación alemana y el empleo de motivos populares y danzas de Polonia, como corresponde a un músico decidido a aportar su esfuerzo a la causa nacional en tiempos convulsos.

La Sinfonía nº 2 de Szymanowski representa el momento de mayor efusión de su primera etapa compositiva. Fue escrita en 1910 bajo el influjo de la música de Strauss y es un señalado ejemplo del último romanticismo. Szymanowski vuelca en ella su estilo impregnado de emotividad a través una estructura en dos movimientos de gran originalidad con un particular uso del violín.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *