Cata Insular del Cabildo de Gran Canaria 2016

Agala, Señorío de Agüimes y Valara, los mejores vinos de Gran Canaria 2016

Cata Insular del Cabildo de Gran Canaria 2016
Cata Insular del Cabildo de Gran Canaria 2016

El vino tinto de Agala de Tejeda, el blanco Señorío de Agüimes, y el dulce Valara de San Bartolomé de Tirajana han sido elegidos los mejores vinos de Gran Canaria 2016 en la XXI Cata insular del Cabildo que este año trajo sorpresas, destacó el consejero de Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo.

Así, el panel compuesto por doce expertos catadores concedió la medalla de oro en la categoría de tinto joven al Agala 1175 guardado en barrica de roble francés y con aroma a madera, al Señorío de Agüimes por ser el mejor blanco seco y en la categoría de semiseco, semidulce, dulce y licoroso al de Valara.

Celebrada en la Casa del Vino de Santa Brígida, el concurso registró récord de participación con 52 muestras presentadas, por lo que hubo que realizar una cata previa, con lo que finalmente fueron 10 tintos, 13 blancos y 12 dulces de las cosechas de 2014 o 2015 los que se disputaron el primer premio.

En cualquier caso, los 35 vinos catados obtuvieron una alta calificación, de excelente a muy buenos y buenos, ninguno quedó eliminado y los catadores verificaron el gran nivel este año, mejor que en pasadas ediciones.

Además del oro para de los tintos jóvenes para Agala 1175, esta bodega se llevó la plata con Agala 1050, un joven en el que predominan los aromas primarios a fruta, mientras que el bronce fue para Rincón de Guiniguada de Santa Brígida, que por primera vez cosecha premio, una de las sorpresas del concurso.

Además del aluvión de muestras, el concurso trajo otras novedades, pues Señorío de Agüimes, que el año pasado había ganado la medalla de bronce se alzaba con el oro, mientras que Agala, que había obtenido el oro, quedaba relegado esta vez al tercer lugar con su Agala Altitud 1318, intercambiándose así los puestos, mientras que Mondalón de Las Palmas de Gran Canaria revalidó su plata.

En cuanto a los semisecos, semidulces, dulces y licorosos, además del oro para Valara Dulce, la plata recayó en Berrazales Semiseco de Agaete y el bronce para Dulcelechuza de San Mateo, para quien también era la primera vez que ganaba un premio.

El panel también concedió el premio a la Mejor Imagen y Presentación a Plaza Perdida de Las Palmas de Gran Canaria, un vino guardado durante tres meses en barrica que por primera vez era premiada y fue elegida por su etiquetado y diseño entre una treintena de botellas.

La cata se celebró conforme a los requisitos exigidos por el Ministerio de Agricultura para ser considerado oficial, según constató el representante del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICA) del Gobierno de Canarias, quien ostentó el cargo de secretario del panel de cata.

Así, las botellas aguardaban a ser catadas, envueltas en papel platino y refrigeradas a 7 grados de temperatura los blancos y a 16 los tintos y la sala donde se desarrolló el concurso era luminosa, ventilada y libre de olores.

Y es que la Cata Insular, que se celebra desde 1996, es un concurso oficial con el que el Cabildo premia el trabajo realizado por los viticultores y bodegueros de Gran Canaria que además cuenta con reconocimiento ministerial.

El Cabildo tiene previsto entregar los premios en un acto público que se celebrará el próximo 16 de junio en el patio de la Casa Palacio, pues el objetivo, señaló Hidalgo, es poner en valor la labor de los viticultores y bodegueros de la Isla que están evolucionando notablemente para hacer de los vinos un producto exquisito.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *