“La hostelería ha sido el único sector que ha creado empleo a pesar de la crisis económica”

Fecao demuestra el “fracaso” del Gobierno en política de empleo en Gran Canaria

“La hostelería ha sido el único sector que ha creado empleo a pesar de la crisis económica”
“La hostelería ha sido el único sector que ha creado empleo a pesar de la crisis económica”

La Federación Empresarial Canaria de Ocio y Restauración (Fecao) ha elaborado una tabla a partir de los datos oficiales del Instituto de Estadística de Canarias (Istac), de donde la federación extrae “conclusiones objetivas” sobre la evolución de la población, el empleo, y la actividad turística en lo que va de siglo en Gran Canaria.

Según los datos que ofrece Fecao, la población en Gran Canaria ha sufrido un incremento considerable pasando de 741.161 habitantes en el año 2000, a 852.723 en 2013.

El empleo en el sector de la Agricultura “fuertemente subvencionado con ayudas públicas especialmente dirigidas a la producción del plátano y del tomate” ha sufrido un descenso del 49,2%, pasando de los 16.437 empleos registrados en 2000, a 8.344 empleos en 2013.

Los puestos de trabajo generados por la Industria Manufacturera, muchas de cuyas actividades están protegidas por barreras arancelarias como el AIEM, ha caído un 30,8%, pasando de los 18.107 empleos registrados en 2000, a 12.521 empleos en 2013.

Llegados a este punto, Fecao destaca que el empleo generado por el sector de la Hostelería ha aumentado un 17,1 %, pasando de los 34.356 empleos registrados en 2000, a 40.244 empleos en 2013. “La hostelería ha sido el único sector que ha creado empleo a pesar de la crisis económica”.

A pesar de la grave crisis económica, el gasto turístico generado por los visitantes en Gran Canaria ha tenido una evolución muy positiva, creciendo desde los 3.150 millones de euros en 2006, a 3.744 millones de euros en 2013.

Desde la Federación Canaria de Ocio, manifiestan que el hecho de que se impida la construcción de nueva planta alojativa hotelera -fundamentalmente nuevos hoteles de cuatro estrellas, ampliamente demandados por los turistas y familias de clase media y media-alta europea- en una isla con casi 200.000 parados, “no es solo disparatado por carecer del más mínimo fundamento económico y social, sino que entra en el terreno de lo esperpéntico”.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *