Carolina Alemán Sánchez
Dra. Carolina Alemán Sánchez, médico rehabilitadora en la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria (HUIGC)

La enfermedad cardiaca, principal causa de mortalidad en lesionados medulares

  • El sedentarismo entre los principales factores de riesgo cardiovascular en lesionados medulares
  • En los últimos años ha aumentado la gravedad de las lesiones medulares
  • El 80% de tetrapléjicos recuperan la movilidad de la mano con cirugía de transposición tendinosa
  • Los lesionados medulares pierden una media 1% de masa ósea semanal en los 3 primeros años

A largo plazo la causa de mortalidad más frecuente en pacientes con lesiones medulares es el infarto o la patología cardiovascular, tal y como indica la Dra. Carolina Alemán Sánchez, Médico Rehabilitadora en la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria (HUIGC) durante su intervención en las XXXIV Jornadas Nacionales de la Sociedad Española de Paraplejia y del XXIII Simposio de la Asociación Española de Enfermería Especializada en Lesión Medular, que se celebran en Maspalomas los días 18, 19 y 20 de octubre..

El sedentarismo es el cuarto factor de riesgo de mortalidad en el mundo

“Las personas que padecen lesiones medulares normalmente adquieren hábitos de vida sedentario. De hecho, se les considera uno de los colectivos con una menor condición física”, añade.

La unidad a la que pertenece la Dra. Alemán ha lanzado un pulso al sedentarismo, ya que constituye el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad en todo el mundo, sólo por detrás de la hipertensión, tabaquismo y la hiperglucemia.

Para ello alientan a los pacientes a realizar ejercicio físico, además de realizar ergometrías con las que comprobar su capacidad física. “Hoy en día hay muchos deportes adaptados que pueden mejorar su calidad de vida”, señala.

La práctica de deporte muestra notables mejoras en la salud de los pacientes

Desde el año 2011, la Unidad de Lesionados Medulares del HUIGC realiza a sus pacientes una ergometría al dar el alta y otra anualmente para conocer sus niveles de consumo máximo de oxígeno. De esta forma, indica la doctora, se logra objetivar el estado de la salud cardiovascular, prevenir los riesgos cardiovasculares y monitorizar su evolución en el tiempo.

“Hay que destacar que los lesionados medulares deportistas tienen unos valores de fuerza y consumo de oxígeno mejores que los sedentarios”, afirma.

Esta prueba se realiza a pacientes parapléjicos, que deben realizar ejercicio físico en una bicicleta estática siguiendo unos protocolos establecidos. Durante la prueba se monitoriza y analiza el comportamiento del sistema cardio-circulatorio-respiratorio en condiciones de máximo esfuerzo.

“Desde nuestra unidad recomendamos que las personas con lesiones medulares participen en actividades deportivas, ya que se han observado notables mejoras en potencia tanto aeróbica como anaeróbica”, comenta.

El 80% de tetrapléjicos recuperan la movilidad de la mano con cirugía de transposición tendinosa

Otro de los temas destacados de la ponencia de la Dra. Alemán es la cirugía de transposición tendinosa, que tiene como objetivo aumentar la funcionalidad y la autonomía del paciente tetrapléjico.

Esta cirugía se practica en dicho hospital desde abril de 2005 con una tasa de éxito de entre 70-80%. Desde entonces han sido intervenidos 11 pacientes y un total de 22 miembros superiores.

“La edad más frecuente de las lesiones medulares se producen en menores de 60 años, por ello el tratamiento global de los miembros superiores representa una actividad fundamental dentro de la atención de la lesión medular”, explica.

Uno de los objetivos principales de esta intervención es restaurar, en la medida de lo posible, la funcionalidad de la mano con el fin de obtener la máxima autonomía e independencia física. Para ello se lleva músculo no lesionado a las zonas paralizadas sin debilitar la zona sana.

Tras la cirugía, el paciente debe permanecer entre 3 y 6 meses en rehabilitación para reentrenar el músculo en su nueva función. Al finalizar este periodo el paciente puede realizar actividades que antes eran imposibles como comer, mover una silla o vestirse solo.

Las lesiones medulares son cada vez más graves

Explica la Dra. Alemán que las causas de las lesiones medulares han cambiado en los últimos años. Anteriormente, eran más frecuentes estas lesiones en jóvenes por causas traumáticas como accidentes de tráfico o de origen laboral. En consecuencia, éstos sufrían lesiones en la zona baja que provocan paraplejia y en general tenían una buena calidad de vida.

Sin embargo, en los últimos años se ha visto un incremento de lesiones medulares por causas médicas y también hay un aumento de la edad media de estos pacientes. Éstas son lesiones a nivel cervical que derivan en tetraplejia.

“La atención de lesionados medulares en centros especializados disminuye la mortalidad y las complicaciones secundarias”

En su intervención la doctora menciona determinados estudios que han demostrado que los pacientes tratados en unidades específicas de tratamiento de lesiones medulares frente a aquellos tratados en hospital sin dichas unidades logran disminuir la estancia hospitalaria, la mortalidad y las complicaciones graves, como la neumonía, infecciones, úlcera…

Actualmente, en Canarias existe una única unidad de lesionados medulares creada en el año 2000 en el Hospital Universitario Insular de gran canaria.

“El objetivo de estas unidades es lograr la máxima independencia del paciente según su nivel lesional par que sea lo más autónomo posible en su vida diaria”, concluye la doctora.

Los lesionados medulares pierden una media de un 1% de masa ósea semanal en los 3 primeros años

La Dra. Alemán indica que los lesionados medulares llegan a perder una media de 1% de masa ósea cada semana durante los tres primeros años.

“Esto se debe a la pérdida de presión ósea al abandonar la bipedestación. También la denervación que se produce por debajo del nivel de la lesión. Y, por último, por el aumento de factores catabólicos junto con la disminución de factores anabólicos debido a la disminución de ciertas hormonas como la testosterona”, explica.

Especifica la doctora que el tratamiento continúa siendo muy controvertido “ya que no existe el tratamiento ideal”.

La Unidad de Lesionados Medulares del HUIGC lleva a cabo programas de diagnóstico y tratamiento de osteoporosis en lesionados medulares. También existen otras unidades que realizan lo llevan a cabo, como son Hospital Virgen del Rocío en Sevilla, el Hospital de Vall d´Hebrón (Barcelona), el Hospital de Cruces en Bilbao y el Instituto Guttman en Badalona.

Source: Visible Salud, texto y foto
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *