FEHT y Mercedes Roldós
Mercedes Roldós, reunida con representantes de la FEHT

Roldós y la FEHT abordan la situación del sector turístico en relación a las reclamaciones por intoxicación

La delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós, ha mantenido en la jornada del viernes una reunión de trabajo con representantes de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), con el objetivo de abordar diversos asuntos relacionados con el sector; entre ellos el incremento en el número de presuntas reclamaciones fraudulentas por parte de turistas de origen británico.

Al encuentro de trabajo, celebrado en la Delegación del Gobierno en Canarias, junto a Mercedes Roldós asistieron el subdelegado del Gobierno en la provincia de Las Palmas, Luis Molina; el presidente de la FEHT, José María Mañaricua; y representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Canarias.

Según denuncia la FEHT en Las Palmas, el “incremento significativo” de las reclamaciones registrado durante los últimos meses ha alertado a los empresarios canarios, especialmente tras comprobar lo que está sucediendo en otros destinos como Baleares o la Costa del Sol.

En la mayoría de los casos, las denuncias surgen tras la estancia de los turistas británicos en establecimientos hoteleros de las islas, quienes reclaman una indemnización alegando intoxicaciones alimentarias contraídas durante su estancia en los mismos, una vez han regresado a su país de origen. Habitualmente, estas demandas suelen interponerse a través de despachos de abogados británicos.

Según señala la FEHT, los abogados contratados por turistas que han pasado sus vacaciones en algún hotel de las islas aseguran a sus clientes recuperar la totalidad de los gastos de alojamiento.

Para ello, los mismos letrados facilitando presuntas pruebas falsas denuncian al establecimiento por haber sufrido una intoxicación con la comida que les han servido.

Los clientes “afectados” recibirán en compensación la totalidad de lo que pagaron por su estancia. Además de tener que devolver la tarifa cobrada, los hoteles abonarán también la minuta de los abogados.

El origen de estas reclamaciones se sitúa en la reforma de la Ley Jackson, de 2013, por la que se excluyen del portal de arbitraje de consumo todas las reclamaciones por prestación de servicio realizados fuera del Reino Unido.

Según la legislación vigente, cualquier turista puede demandar a un establecimiento sí ha sufrido algún problema de salud durante sus vacaciones. Y prácticamente sin pruebas podrá recuperar todo el dinero.

Representantes de la FEHT han resaltado la gravedad de la situación por la actividad de numerosos despachos de abogados que se están especializando en este tipo de denuncias, “a la caza de un negocio que ocasiona importantes daños al sector”.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós, manifestó que se están tomando las medidas necesarias para evitar este tipo de supuestas prácticas fraudulentas, en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil.

Roldós ha trasladado también a los representantes del sector que ya se han iniciado las gestiones oportunas para controlar este tipo de actuaciones y ponerlas en conocimiento de las autoridades británicas.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *