Árbol partido en la avenida Gáldar
Árbol partido en la avenida de Gáldar

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana denuncia robos y daños en la jardinería pública

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha denunciado en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Maspalomas los daños ocasionados de forma intencionada a la ornamentación vegetal urbana de la zona comercial abierta de San Fernando, en la Avenida de Gáldar, y otras zonas del municipio.

Realizada a través del técnico municipal responsable del Departamento de Parques y Jardines de este Ayuntamiento, la denuncia ha puesto en conocimiento de la Policía Nacional la tala indiscriminada de un árbol Melia Acederach, que llevaba plantado en la zona unos cinco años.

La tala del árbol, de unos cuatro metros de altura y con un tronco de unos 75 centímetros de diámetro, parece haberse realizado de forma imprecisa y apresurada mediante golpes producidos con un hacha o machete.

El atentado contra la flora municipal se produjo en horas nocturnas a la altura del número 60 de la Avenida de Gáldar, y se desconoce al autor o autores dado que en la zona no existen cámaras de vigilancia que pudieran grabar los hechos.

En el Ayuntamiento no consta que se hubiese presentado queja alguna por parte de algún vecino o propietario de los comercios de la zona antes de la tala ilegal del árbol.

Desde el departamento de Parque y Jardines se estima que el valor del árbol dañado asciende a unos 500 euros. Su reposición, además, tendrá un coste añadido de otros 100 euros.

Robo de plantas

Este no es el primer atentado deliberado contra la ornamentación floral y arbórea del municipio. El Ayuntamiento está afrontando desde hace algunos meses sucesivos actos vandálicos contra la jardinería pública, y así lo ha manifestado en su denuncia ante el Cuerpo Nacional de Policía.

Uno de los principales problemas que está teniendo el Ayuntamiento consiste en el robo indiscriminado de hasta el 10 por ciento de las nuevas plantaciones florales y arbóreas que se están realizando en el municipio a través de los propios operarios de Parques y Jardines y también del alumnado del Programa de Formación en Alternancia con el empleo que está participando en el proyecto +Verde.

Los robos se suelen cometer en los jardines y zonas verdes municipales a los pocos días o durante el fin de semana posterior de las plantaciones recién hechas. Y siempre en horario nocturno.

Entre los últimos casos destacan la sustracción de 7 araucarias con un precio de 150 euros cada una en el margen izquierdo de la curva de entrada a San Agustín; de unos 20 rosales plantados en las jardineras de la zona verde recientemente recuperada en el cruce de la gasolinera del Faro, y también de más de una docena de euforbias en la Avenida de Gáldar.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *