MasNews
prostitución
Prostitución

Médicos del Mundo lanza una campaña para romper con la normalización del sexo de pago, sobre todo entre los jóvenes

Con motivo del Día Internacional contra la Explotación Sexual, que se celebra el 23 de septiembre

Tras 25 años protegiendo la salud de miles de mujeres en situación de prostitución, Médicos del Mundo lanza ahora la campaña “Hablan los puteros”. Está dirigida a los hombres que nunca han pagado por mantener relaciones sexuales, pero que callan cuando sus amigos presumen de recurrir a la prostitución. “Queremos empezar por romper ese silencio; les pedimos a los entornos familiares y sociales de los puteros que no miren para otro lado, que dejen de reírles la gracia”, cuenta Celsa Andrés, vicepresidenta de Médicos del Mundo. “Necesitamos que sean nuestros aliados, pedirles que den un paso más y avergüencen a quien explota a las mujeres. Y es urgente hacerlo porque el 34% de los varones no cree que la prostitución sea una forma de violencia”1, añade Andrés.

Luis, 23 años, estudiante: “Un francés completo, por favor. Con anal después”

Las frases de la campaña -como la del titular de esta nota- son reales, extraídas de blogs y foros en los que los hombres que pagan por sexo hablan en términos así de despectivos de las mujeres, tratándolas como mercancía. Sus propias palabras nos ponen delante una realidad brutal. En otras ocasiones, se expresan en términos paternalistas: saben que las mujeres no se acuestan con ellos porque quieran, les dan pena, pero aun así las explotan.

Se normaliza el pago por sexo vinculado al ocio y baja la edad de consumo

En España, el consumo de prostitución está creciendo en el tramo de edad entre 18 y 25 años2, por eso este es uno de los públicos prioritarios de esta acción. En nuestro país, primer consumidor de prostitución de Europa y tercero del mundo, es una práctica aceptada socialmente y asociada con el concepto tradicional de hombría y con las supuestas necesidades fisiológicas masculinas. Entre y el 20% y el 40% de los hombres españoles han pagado alguna vez por sexo, según diferentes estudios.3

1

Según el informe “Explorando los motivos para pagar servicios sexuales desde las opiniones sobre la prostitución”, de Carmen Meneses, Antonio Rúa y Jorge Uroz, Universidad de Comillas.

2

Al menos 300.000 chicos españoles de 16 a 29 años se ha iniciado en la prostitución a través de las webs de pornografía, según la reciente investigación ‘Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales’, dirigida por los profesores de la Universidad de las Islas Baleares Lluís Ballester y Carmen Orte. Sin embargo, la cifra real es mucho más alta, porque hasta un 25% de los jóvenes interrogados no quiso contestar a esta pregunta.

3

El estudio más reciente calcula que pagan por sexo un 20’3% de los encuestados (en unas 1.000 encuestas telefónicas, en una investigación en la que el 67% de los contactados se negó a contestar). [“Explorando los motivos para pagar servicios sexuales desde las opiniones sobre la prostitución”, de Carmen Meneses.

“No podemos transmitir a nuestros niños la idea de que la prostitución es un trabajo cualquiera y que ir a un burdel es como ir al supermercado. No podemos normalizar lo que es explotación y a menudo, trata de personas. Por eso es importante empezar a romper con esta idea en las sobremesas familiares, en los grupos de whatsapp de amigos, en las copas después del trabajo…”, reclama la vicepresidenta de Médicos del Mundo. Y es que ahora mismo, se paga por sexo al salir de la discoteca o al terminar el botellón, y se da por hecho en contextos como las despedidas de soltero o las celebraciones deportivas. La oferta está en los parabrisas de los coches o fácilmente accesible en un clic. Pero ni es un acto aséptico ni una moda a seguir: esconde abusos, sometimiento, violencia.

Los efectos en la salud de las mujeres, equivalentes a la tortura

Los efectos de la prostitución en la salud de las mujeres son devastadores. Entre el 80 y el 95 % de las personas en situación de prostitución ha sufrido alguna forma de violencia antes de empezar a ejercerla (violación, incesto, pedofilia) y el 62 % declara haber sufrido una violación. Las secuelas físicas van desde enfermedades de transmisión sexual a las consecuencias de la violencia física (agresiones sexuales, golpes) y psicológica (amenazas, humillaciones, insultos), que implican el desarrollo de cuadros de ansiedad, angustia y depresión. El 68 % sufre trastornos de estrés postraumático, un porcentaje similar al de las víctimas de tortura

4

Médicos del Mundo y su trabajo con víctimas y supervivientes de prostitución

Desde 1993, la organización trabaja para proteger la salud de las personas en situación de prostitución. Ofrece atención sanitaria de las víctimas, a la vez que promueve cambios políticos y trata de movilizar a la sociedad contra esta violencia de género. En estos nueve meses de 2019 hemos atendido a 7.170 personas, de las que cerca de 521 presentan claros indicios de ser víctimas de trata). Más del 91% de las personas atendidas son mujeres, el 3% hombres y el 5,5% son mujeres transexuales.

La prostitución y la trata de mujeres y niñas están íntimamente relacionadas. La demanda de prostitutas fomenta la trata, como recurso para abastecer de nuevas mujeres y menores de edad los mercados de la prostitución

Por otro lado, la última Encuesta Nacional de Salud Reproductiva (2009), recogía que el 32% de los hombres confesaba haber tenido alguna vez en su vida relaciones sexuales de pago.

Por otro lado, los estudios de la Asociación de Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituída (APRAMP) elevan al 39% el porcentaje de españoles que reconocen haber pagado, al menos en una ocasión, por servicios sexuales, el mismo porcentaje que ofrece Naciones Unidas en sus informes.

Finalmente, un estudio de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género basado en 1.600 entrevistas telefónicas revelaba que el 20% de los encuestados admitieron que pagaron por sexo al menos una vez en el año 2016.

Source: Médicos del Mundo
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.