No me siento una tránsfuga, estoy en el mismo lugar que estuvieron mis compañeros de partido y ellos eligieron a la misma alcaldesa.

Francisca Quintana, concejala de Eventos y Festejos del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, explica las medidas que se van a tomar en los festejos y deja claro su postura sobre la apertura del expediente por parte de su grupo político, Coalición Canaria.

Las fiestas del mes de mayo están cerca y, tras la retirada de las restricciones sanitarias, se volverán a vivir de una manera normal. “En El Pajar han trabajado mucho y han querido que sean 4 días de fiesta. Eso sí, siempre con precaución”, explica la concejala.

Francisca Quintana está muy contenta con la situación, pero advierte que, aunque las medidas se han eliminado, todo se tendrá que realizar en base a los planes de seguridad que se han establecido. La fiesta es importante, pero lo es más el bienestar de todas las personas que la vayan a disfrutar.

Las carretas de las diversas romerías, recuerda la política, no podrán hacer comida. Desde el año 20017- 2018, el fuego está prohibido como medida de protección, y por la peligrosidad que esto podría conllevar. Para Francisca Quintana “la seguridad es lo primordial”.

La concejala también ha defendido que el ayuntamiento está trabajando para que todo pueda salir bien. Además, añade que las comisiones no tienen suficiente dinero, y que ha sido el propio organismo quien ha financiado todo para que llegue a buen puerto. “Los barrios quieren sus romerías y verbenas, no quieren quitar nada de su programación. Tenemos que ayudar a que el pueblo vuelva a ilusionarse”, argumenta la política.

Los Herreños o Manu Tenorio, en las Fiestas del Tablero y Pastora Soler en las fiestas de San Fernando de Maspalomas, son algunos de los alicientes que traen consigo estas fiestas tan deseadas, y que se espera que sean el pistoletazo de salida para todas las que vengan.

La alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Concepción Narváez, realizó unas declaraciones en apoyo a Francisca Quintana, y a la persecución que parece estar recibiendo desde su partido. En estas, hablaba de que se están burlando de la concejala de Eventos y Festejos y de que no lo merece.

“¿Burlarse? Pues sí, donde dijeron una cosa, era otra. No fueron claros conmigo nunca, y lo único que yo he pedido ha sido claridad. El partido nunca se sentó ni habló conmigo”, explicaba Francisca Quintana, además, añade que lo que le ha llegado es la apertura del expediente, pero sin cargos formales, solo se informa de la persona o personas que lo instruyen.

La concejala defiende que sigue siendo de Coalición Canaria, y recuerda que a dos de sus compañeros se les cesó y otro pidió irse debido a una nota de prensa “que ella no elaboró ni de la que fue participe de nada”. No se siente tránsfuga, ya que recuerda a sus compañeros de partido que ella está donde estaban ellos, y que eligieron a la misma alcaldesa.

Los plenos del municipio se podrían catalogar como hostiles, ya que, en un principio, se mostraba una cordialidad que ahora se ha perdido. Francisca Quintana no ve bien ciertas acciones que se están llevando a cabo como, por ejemplo, que se llame a sus familiares y se les moleste. Ella recuerda que “tiene el número de todos y no está incordiándolos constantemente”.

El consenso entre ambas partes parece lejano. La política defiende que, llegado el momento, actuará, mientras tanto, seguirá trabajando para el pueblo, que fue quien la puso ahí. “No me han dicho que me vaya del Gobierno. Cuando pasó todo, tuve una llamada, di una nota de prensa y, antes de sacarla, levanté mi teléfono y hablé con Alejandro Marichal para informarle de mi decisión de quedarme”, comenta la concejal.

Francisca Quintana habla del apoyo que recibió por parte del PSOE, Nueva Canarias o Ciudadanos, incluso de muchos trabajadores, porque ella siente que “son un equipo y trabajan en la misma dirección”. También critica que, después de anunciar a bombo y platillo que tenía una conversación pendiente con ella, Alejandro Marichal la llamó y quedó en nada.

Las fiestas del Carnaval de Maspalomas es un tema que trajo muchas críticas, ya que fue la alcaldía quien se hizo cargo. La concejala explica que apenas hay personal, y que había tantas festividades que no tenía manos suficientes para poder llevarla a cabo, así que, de mutuo acuerdo, se decidió cederla y seguir con otras celebraciones como la de El Tablero, San Fernando o la Gay Pride.

La perspectiva de la política en las próximas elecciones es una incógnita. La apertura del expediente por parte de su formación política y, según parece, su expulsión, dejan el camino libre para unirse a otro grupo.

“Si me tengo que marchar, me voy. Si no llega, seguiré. No voy a entregar el acta jamás, entró conmigo y sale conmigo. Yo me he presentado en una lista y, como mujer de palabra que soy, llego hasta el final. Ellos serán quiénes me quiten, no yo”, defiende la concejal.

Francisca Quintana insinúa que, ciertas personas de su partido le propusieron una moción de censura contra el grupo, pero que no llegó a consolidarse. La política, que defiende que está ahí para trabajar por la ciudadanía, expresa que la dejaron sola en la proa del barco y que eso era voz populi; sin embargo, no se arrepiente y defiende su decisión y a su grupo de Gobierno, PSOE, N.C. y CS.

Compártelo ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.