MasNews
Pleno de San Bartolomé de Tirajana, noviembre 2013

Futuros arquitectos diseñarán la recuperación de la GC-500 a su paso por Maspalomas

Pleno de San Bartolomé de Tirajana, noviembre 2013
Pleno de San Bartolomé de Tirajana, noviembre 2013

Los alumnos del último curso de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ofrecerán al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana un proyecto alternativo para la ordenación turística y urbana de la carretera GC-500, que divide la zona turístico vacacional de Playa del Inglés y la vecinal residencial de San Fernando de Maspalomas.

Con ese objetivo, el pleno de la corporación municipal aprobó este viernes por unanimidad la firma de un convenio de colaboración técnica entre el Ayuntamiento tirajanero y la ULPGC, que será ratificado por el alcalde Marco Aurelio Pérez, el rector José Regidor, y el presidente de la Fundación Universitaria de la ULPGC, Carlos Estevez.

El desarrollo de este proyecto universitario estará dirigido y coordinado por el catedrático José Antonio Sosa, responsable del Departamento de Expresión Gráfica y Proyectos de fin de carrera de la Escuela de Arquitectura, a quien acompañarán los profesores Héctor García, Ángel Casas y Evelyn Alonso.

La reordenación urbana de la autovía GC-500 desde San Agustín hasta la rotonda de la Viuda de Franco es un objetivo del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana que ya está recogido en el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad de este municipio.

En estos momentos la GC-500 se configura como un eje divisorio o fronterizo entre las poblaciones turística y residencial, de ahí que las propuestas o estrategias de actuación que deberán formular los universitarios se centrarán en cómo romper esa dicotomía, concretamente en el espacio urbano comprendido entre el Centro Comercial Nilo y las dos torres de los edificios Mercurio.

Se trata de un entramado en el que conviven “como una ensalada”, sin apenas interrelación ni organización, usos tan dispares como el turístico, el residencial, el comercial, el peatonal, el tráfico viario, aparcamientos e incluso parques de ocio y recreo.

Entre las premisas iniciales con las que trabajarán los futuros arquitectos y paisajistas urbanos destacan el uso protagonista que en estos momentos tienen el coche y la velocidad en esta vía, antaño justificado por ser el principal acceso a la urbanización turística, pero hoy inexistente por la existencia alternativa de la autopista GC-1.

También tendrán en cuenta los estudiantes que sus diseños deberán contemplar el posible paso subterráneo de la futura vía ferroviaria del sur por debajo de la GC-500, y la mayor importancia que el Ayuntamiento quiere ofrecer al peatón y al uso de las bicicletas en la mejora de la conectividad de las zonas residencial y turística.

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana solo aportará al convenio 3.000 euros que servirán para la edición documental del proyecto universitario. Sin embargo, para el Consistorio supondrá la posibilidad de disponer de distintas opciones o propuestas arquitectónicas alternativas, imaginativas y abiertas pero también realistas que servirán para la ordenación y proyección de la GC-500 a su paso por Playa del Inglés, pudiendo hacer uso parcial o total de las mismas en los encargos profesionales que finalmente se decidan ejecutar.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *