Fiestas de Tunte 2017, pregón
Un momento del pregón

Luisa Rodríguez recuerda el Tunte antiguo en el inicio de las fiestas de Santiago 2017

El comienzo de las Fiestas de Santiago Apóstol, en Tunte, tiene su origen con la lectura del pregón. Este año 2017 le correspondió el turno de anunciar el festejo a Luisa Rodríguez León, tirajanera de gran arraigo en la sociedad de la Villa de San Bartolomé de Tirajana, significada por su lucha por el asociacionismo vecinal, habiendo sido concejal en dos periodos distintos, de las décadas de los 70 y los 80. Sentados en el altar menor de la Parroquia de Tunte, pregonera, alcalde y párroco, fue el primer edil Marco Aurelio Pérez quien abrió el acto con una semblanza de Luisa, “de la que podría estar hablando más que ella en su propio pregón”.

La elegida para el llamamiento a las fiestas de 2017 comenzó con un agradecimiento a su elección y un llamamiento a los jóvenes para que trabajen por un mundo mejor y sean agradecidos con el esfuerzo de sus padres convirtiéndose en buenas personas. Ante muchísimas personas en el templo, Luisa hizo un recorrido por un Tunte lejano para algunos y con pinceladas recordadas por muchos de los presentes como vivencias emotivas.

Hizo una mención a los santos a quienes se recuerda en el casco (Santiago Apóstol, Santiago el Chico y San Bartolomé), con un recordatorio especial a los feligreses que llegados desde diversos puntos de la isla llegaban a pagar sus promesas, entrando de rodillas al templo. Hizo un recordatorio a las llegadas de las distintas imágenes de Santiago, la del Chico bajada desde la capilla del Pinar, y haciendo mención también a la primera romería, de la que se tiene una referencia en 1650.

En un recorrido por las pequeñas rutas recomendables en el mismo casco de Tunte, Luisa Rodríguez hizo referencia al cementerio, las Casas Consistoriales, el Museo de los Yánez, la iglesia y la plaza, lugar de múltiples citas de diversas época y en la que transcurrió gran parte de la vida de Tunte. El quiosco donde se instalaba la banda de música, las traídas de agua desde El Rosal, las partidas y descascaradas de almendras, y el recuerdo a personajes como Francisco Morales y su carrito de helados, Paulina vendiendo chochos cultivados en Tirajana, Benigno el de Casas Blancas, Tobita el de Risco Blanco y Tito anunciando la hora de la misa, cuando lo mandaba Pilarito, sin olvidar a Modestita, que todas las tardes rezaba el Rosario para que el pueblo la escuchara.

Luisa Rodríguez León recordó a muchísimas personas de Tunte y enumeró distintos oficios de entonces, algunos ya erradicados o con poca presencia, como el pastoreo, la cría de cochinos caseros, Lolita Medina la partera, Saurnino el que arreglaba los huesos, y la fabricación de albardas para las bestias, cestas de palmeras y cañas, esteras y escobas. Carpinteros, herreros, latoneros, alfareros, barberos, molineros…Tunte tenía de todo.

Tiendas y carboneros

En su recorrido vivencial por el Tunte del pasado, María Luisa Rodríguez recordó cómo se lavaba la ropa en el henchidero, antes de que existieran los lavaderos de El Rosal, no pudiendo dejar atrás las tiendas de aceite y vinagre, en la que los ganaderos se echaban las copas mientras Manolito el molinero convertía en gofio el millo que habían traído; tiendas que tenían en su portada unas argollas para que los hombres amarraran los burros mientras estaban en su faena de ocio.

La pregonera de las fiestas de Tunte tuvo un especial recuerdo para el oficio de carbonero, con el que muchas personas se ganaron la vida, pese a la persecución que sufrían por cortar la madera, además de las penalidades para luego cambiar el carbón por alimentos. La recogida de paja de pino para colchones, o pinochas para el horno donde hacer el pan; especial recuerdo para el de Lolita la panadera, que concedía permiso –con día y hora- para guisar dulces y mazapanes. Luisa Rodríguez recordó que el Ayuntamiento homenajea al carbonero con una plaza, y la profesión se homenajea durante las fiestas de San Bartolomé, en agosto, y finalizó su pregón con un recuerdo al patrón principal del municipio de San Bartolomé de Tirajana.

El párroco, Armando Ladeiro, también destacó la figura de Luisa Rodríguez como colaboradora ejemplar de la parroquia, y la Banda Municipal de Música cerró el acto interpretando varias piezas musicales.

Libro de pregones

Al finalizar, el alcalde de San Bartolomé de Tirajana dio conocimiento de la publicación del libro ‘Tunte a través de los pregones’, en cuyo trabajo ha tenido una colaboración importante Luisa Rodríguez, en un arduo trabajo coordinado por Juan Francisco Naranjo. La obra será presentada el lunes, pero Marco Aurelio Pérez quiso tener un detalle especial con los vecinos que acudieron a Tunte, entregando un ejemplar por cada unidad familiar presente.

Source: Gabinete de comunicación del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *