La concejalía de Urbanismo paraliza hasta septiembre las obras del parque fotovoltaico de Juan Grande

  • La edil, Davinia Ramírez, destaca la “buena predisposición y rapidez” de la empresa para reducir la emisión de polvo en suspensión
  • Alejandro Marichal aclara que el proyecto del secadero de lodos de aguas fecales “ya no existe”

La Concejalía de Urbanismo del ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, dirigida por Davinia Ramírez (CC), ha llegado a un acuerdo con la empresa Energy Solutions by Scandinavians para paralizar el trabajo de movimiento de tierras que llevan a cabo en Juan Grande, para la instalación de un parque fotovoltaico. Con este acuerdo, la empresa se compromete a continuar con estos trabajos a partir de septiembre, mes en el que la fuerza del viento pierde potencia en esa zona reduciendo así en un alto porcentaje, la cantidad de polvo que se levanta al remover la tierra.

La empresa se ha comprometido a que, durante el mes de agosto, se hagan sólo los trabajos del vallado de la zona y que a partir de septiembre, cuando se reinice el trabajo, se regará con más frecuencia para empapar la parcela sobre la que se trabaje para hacerlo sobre terreno mojado y contará con caminos de gravilla para que los camiones y maquinaria pesada circulen por ellos. Con estas estas medidas, señala la edil de Urbanismo “la empresa, que es consciente del daño que en la actualidad está causando a los vecinos, ha mostrado su total predisposición a adoptar soluciones que permitan reducir la emisión del polvo en suspensión y dejar de perdujicar a los vecinos afectados”.

De esta manera, el ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y la empresa Energy Solutions by Scandinavians ponen solución después de que le pasado 20 de julio, el servicio de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana emitiese una orden de ejecución para que la empresa emplease todas las medidas correctoras y de seguridad que correspondiesen para evitar el levantamiento de polvo y tierra generada por las obras realizadas en tres parcelas de Juan Grande.

El primer teniente de alcalde, Alejandro Marichal, señala que si bien el objetivo de la concejalía de Urbanismo es “tender la mano al empresariado para promover inversiones en el municipio, es también prioritario defender los derechos y el bienestar de los vecinos. Es posible que convivan el crecimiento económico y el bienestar social, sobre todo cuando hablamos de apostar por obras que permiten el crecimiento sostenible y la apuesta por las energías renovables”. En este sentido, añade que la concejalía mantiene las negociaciones para la instalación de un corredor con vegetación que proteja del polvo a los barrios colindantes.

Sobre la denuncia interpuesta por los vecinos ante el Diputado del Común sobre la instalación de un secadero de lodos de aguas depuradas en la misma zona, Marichal aclara que el expediente fue paralizado por el Gobierno de Canarias, el 26 de junio del presente año, ante “la imposibilidad de continuar con el procedimiento de evaluación de impacto ambiental”. Por este motivo el proyecto denunciado por lo vecinos “ya no existe” y, en cualquier caso, señala el primer teniente de alcalde, las negociaciones iniciadas con la empresa “en caso de que quieran volver a retomarlo, incluye un acuerdo para que el nuevo proyecto cuente con la premisa de ‘cero emisiones’ con lo que se evitará que los malos olores puedan llegar a los barrios colindantes”. Así mismo, se les ha exigido que todo el procedimiento sea “totalmente transparente y se realice contando con la opinión y las indicaciones de los vecinos”, concluye Marichal.

Compártelo ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.