MasNews
Mencey Navarro e Isabel Santiago, portavoces de Ciuca y NC en Mogán

Sancionan al Ayuntamiento de Mogán por no analizar el agua de abasto

Mencey Navarro e Isabel Santiago, portavoces de Ciuca y NC en Mogán
Mencey Navarro e Isabel Santiago, portavoces de Ciuca y NC en Mogán

El Gobierno de Canarias ha abierto un expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Mogán con motivo del incumplimiento de los artículos 18, 21, y 30 del Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, informan Ciuca y Nueva Canarias (NC) en una nota de prensa.

Según consta en dicho decreto, la sanción parte de la visita girada el 29 de octubre de 2013 por un inspector de Sanidad del Gobierno de Canarias en cuya acta recoge que “no se ha ejecutado parte del autocontrol referido a los análisis correspondientes (organolépticos de control y completos)”. Asimismo, confirma en el referido decreto que la sanción oscilará entre 3.005 y 15.025 euros.

Ciuca y NC en la oposición de Mogán señalan que esta sanción “confirma lo que vienen advirtiendo desde hace tiempo, y es que la gestión de los recursos hidrológicos del municipio brilla por su ausencia”. Además, afirman que “la salud pública no le preocupa al grupo de gobierno del Partido Popular (PP) de Mogán, con su alcalde, Paco González, a la cabeza; los hechos así lo confirman”.

En este sentido, citan como ejemplos el brote de salmonella de la guardería de Arguineguín, los pozos negros de Barranquillo Andrés, Soria y el Cercado y los consecuentes vertidos de aguas fecales al Barranco de Arguineguín, los malos olores de las depuradoras de Playa de Mogán y Arguineguín, “y ahora la ausencia de controles en la calidad del agua que se destina a consumo humano”.

Para los portavoces de Ciuca y NC, Mencey Navarro e Isabel Santiago, la gestión que la Concejalía de Sanidad del Ayuntamiento sureño “pone en peligro la salud pública de todos los moganeros”. No se explican “la despreocupación” con la que se gestiona el suministro de agua municipal, ya que ambas formaciones políticas recuerdan que convocaron el pasado mes de abril un pleno extraordinario en el que exigían al grupo de gobierno la elaboración de “una ordenanza municipal de salud pública y la creación de un servicio municipal de inspección sanitaria, propuestas que fueron rechazadas por el PP alegando que la elaboración de la ordenanza suponía un incremento de la burocracia interna municipal”.

Con esta sanción del Gobierno de Canarias “se confirma que la salud pública no está en la agenda del alcalde ni de su grupo de gobierno, que se olvidan de que su responsabilidad es la defensa del interés general”, concluyen Navarro y Santiago.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *