Germán Santana y Ramón Trujillo

IUC considera que el popular Manuel Fernández es un “descerebrado” y un “hipócrita”

Germán Santana y Ramón Trujillo
Germán Santana y Ramón Trujillo

El partido Izquierda Unida Canaria (IUC) considera al diputado regional del Partido Popular (PP) Manuel Fernández un “descerebrado” y un “hipócrita” por haber llamado “gilipollas” a las personas que se oponen las prospecciones petrolíferas en aguas próximas a Lanzarote y Fuerteventura.

¡Cuidado que hay gilipollas en Canarias!

El pasado jueves 17 de octubre, en el Parlamento de Canarias, el diputado del PP Manuel Fernández manifestaba que “los marroquíes consideraban gilipollas a los canarios que rechazan el petróleo”. El popular sentenció su intervención con un “y tiene razón” apostillando que “cuidado que hay gilipollas en Canarias”.

Reacciones

Mario Cabrera, presidente del Cabildo de Fuerteventura, tildó de “fachentas” y “casposas” las perlas de Manuel Fernández; a su vez, el portavoz parlamentario del PSOE Manuel Fajardo, afirmaba que “el PP vuelve a faltar al respeto a este Parlamento y a esa inmensa mayoría de canarios que dicen no rotundamente al petróleo”.

Por su parte, la respuesta de IUC no se hizo esperar y el mismo viernes aclaraban que califican de “descerebrado” a Manuel Fernández por estar a favor de unas prospecciones que podrían “teñir las aguas y playas canarias de negro”, y de “hipócrita” porque su mismo partido, el PP, se opone a ellas en Valencia y Baleares. Aparte de las “posibles” relaciones entre las catas petrolíferas y “el caso Bárcenas”.

En este sentido, IUC informa que la empresa Sacyr Vallerhermoso es uno de los donantes del PP en el “caso Bárcenas”, además de ser una de las accionistas mayoritarias de Repsol, “entendemos que esas donaciones o supuestos sobornos se realizaron a cambio de algo, de contrataciones y autorizaciones, así que hay un manto de duda”.

Asimismo, el partido que coordina en Canarias Ramón Trujillo recuerda que, en varias ocasiones, el Gobierno de Rajoy ha confirmado que “la industria del petróleo apenas crearía en Canarias puestos de trabajo y la comunidad autónoma tampoco recibiría ningún ingreso al respecto”. Por otro lado, se ha repetido en varias ocasiones que “un hotel pequeño en Lanzarote emplea a más gente que una plataforma petrolífera, y de haber un derrame de petróleo, el sector turístico se hundiría, llevándose consigo a decenas de miles de familias canarias al paro, y a la pobreza”.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *